Este 25 de diciembre se ha convertido en un día trágico para la familia real noruega por la muerte de Ari Behn, ex marido de la princesa Marta Luisa. Esa misma mañana, gran parte de la familia se dejaba ver en la capilla Holmenkollen, situada a las afueras de Oslo, para celebrar la tradicional misa de Navidad.

Los Reyes Harald y Sonia acudieron acompañados por la princesa Marta Luisa, que asistía por primera vez a este evento junto a su actual pareja, Durek Verret, y sus tres hijas: Angelica, Isadora y Emma, fruto de su matrimonio con Ari Behn. Todo era calma y felicidad en sus rostros y es que nada hacía presagiar lo que horas más tarde acontecería.

Artículo relacionado

Marta Luisa de Noruega

Tras confirmarse la terrible noticia, eran los Reyes de Noruega quienes expresaron su "gran pena" por la muerte de su ex yerno, una parte "importante" de la familia durante muchos años y del que conservan "buenos recuerdos". Además, como no podía ser de otra forma lamentan que sus nietas hayan perdido a un "gran padre". También Haakon y Mette-Marit quisieron mostrar sus condolencias: "Para nosotros Ari era un buen amigo, un familiar querido y un tío fantástico con el que compartimos grandes y pequeños momentos en la vida".

A falta de la reacción pública de Marta Luisa, se espera que esta acompañe a sus tres hijas para dar el último adiós al que fue su marido durante más de 15 años y con el que guardaba una buena relación. Tanto así, que el propio Behn confesaba hace unas semanas que pasaría la Navidad junto a su ex mujer.