Alrededor de las 19.15h de la tarde, los Reyes hacían su aparición en los jardines del palacio de Marivent acompañados de sus dos hijas. La imagen más esperada del verano de la familia real que este año se ha hecho esperar por la inestabilidad política de nuestro país.

Tanto don Felipe, visiblemente bronceado, como doña Letizia han querido otorgar todo el protagonismo del posado a las niñas. Muy sonrientes, todas las miradas se han volcado en Leonor y Sofía quiénes a diferencia de esta mañana, han lucido looks muy diferentes. Mientras que Leonor optaba por un dos piezas estampado con pantalón corto, Sofía presumía de piernas con un short verde y top a juego con volantes.

Artículo relacionado

Por su parte, la Reina no ha defraudado y ha estrenado un vestido blanco con flores rosas y favorecedor escote a pico que ha combinado con sus inseparables alpargatas color beige. Al ser preguntada por cómo está pasando los días en Mallorca después de 15 años, doña Letizia ha respondido que "cada año mejor".

Respecto a su visita esta misma mañana a Pollença, la Reina ha confesado que no lo conocían pero que el pueblo "nos ha enamorado".

Con estas instantáneas, los monarcas retoman la tradición y es que cabe recordar que el año pasado, don Felipe y doña decidieron realizar el posado veraniego en el palacio de la Almudaina.