Desde que Lecturas publicó en exclusiva las imágenes de Federico de Dinamarca y Genoveva Casanova (47 años) en Madrid, el foco mediático se ha centrado tanto en los protagonistas como en las personas de su entorno. Una de ellas, lógicamente, es Mary Donaldson (51 años), la esposa del heredero al trono danés. Los gestos de dolor de la australiana al descubrirse el encuentro entre la mexicana y el príncipe eran evidentes en los días posteriores a su publicación. Esto hizo que la solidez y futuro del matrimonio real se pusiera en duda. Algo que ha seguido incrementándose, en especial tras echar la vista atrás y ver algunos gestos de desprecio de Federico de Dinamarca hacia Mary que ahora cobran todo el sentido.

El pasado mayo la pareja cumplía 19 años como pareja. Casi dos décadas de un amor que surgió de manera casual y que ambos lucharon por mantener, con una relación a distancia al principio y adaptándose a las costumbres e idioma, en el caso de Donaldson. En aquel entonces, Federico publicó una única fotografía para homenajear este día. En principio, nada extraño. No obstante, tras conocer que el matrimonio está en crisis desde hace algún tiempo, el texto de la fotografía se puede interpretar de una manera totalmente diferente.

En la imagen se ve a Mary Donaldson comiéndose un helado junto a su hija pequeña, hace ya algún tiempo. Una instantánea familiar que podría querer retratar la confianza y felicidad que han logrado criando a sus hijos. "Mi esposa y yo celebramos nuestro aniversario de boda hoy", comienza el texto, escrito por el heredero. "Un día muy especial para los dos que nos gusta marcar también con nuestros cuatro hijos", siguió. En apenas dos frases, el príncipe dejaba de lado el romanticismo y se centraba en el papel como madre de Mary. 

Mary Donaldson
Instagram @detdanskekongehus

Artículo recomendado

EXCLUSIVA | Amaia Salamanca y Rosauro Varo, vidas separadas: el empresario pasa la noche con una amiga en su casa de Sevilla

Banner

"Este año el día coincide con el Día de la Madre. Por eso, un especial saludo de amor para ti, Mary, como cónyuge y como madre", continuaba el texto. La publicación acababa dirigiéndose a todas las danesas: "Y al mismo tiempo me gustaría decir: feliz Día de la Madre a todas las madres de todo el país”.

Una dedicatoria sencilla, directa y aséptica, muy alejada de los gestos cariñosos que se dedicaban tiempo antes. En definitiva, un gesto tenso hacia su esposa que ahora cobra sentido: el matrimonio ya no estaba bien y no les salía dedicarse palabras de cariño y romanticismo. Además, este escrito totalmente neutro e institucional va acompañado de fotografías del matrimonio en actos públicos y solemnes, pero casi ninguna en una cita privada o una experiencia solo para ellos. Una serie de gestos de desprecio por parte del príncipe que ya anticipaban que su relación estaba en pleno naufragio.

Artículo recomendado

El mayor experto en Casa Real de Dinamarca sentencia al príncipe Federico: “El escándalo afecta a sus hijos”

Federico y Mary con sus cuatro hijos

Las durísimas condiciones que Federico de Dinamarca obligó a firmar a Mary Donaldson

A esta dedicatoria tan vacía y la falta de fotografías juntos, se suma las duras condicionas que Federico hizo firmar a Mary Donaldson estando embarazada de cuatro meses. Un gesto de desprecio definitivo que dejan claro el carácter de su relación. Propiciada por la reina Margarita y apoyada por el príncipe, la australiana tuvo que hacer frente a una situación muy complicada: firmar unas nuevas capitulaciones matrimoniales. Estos acuerdos no son extraños en las familias reales, ya que son una forma de proteger las herencias y el linaje. Lo que es extraño es que se produzcan cambios en ellos cuando la pareja lleva varios años juntos y ya hay dos criaturas de por medio.

Mary y Federico de Dinamarca
GTRES

Este nuevo acuerdo suponía unas condiciones menos ventajosas para Mary en el caso de darse una separación. Para empezar, Donaldson renunció a una indemnización carísima que le correspondería si se disolviera su matrimonio y, luego, la princesa no podría escoger su residencia futura ni en Dinamarca ni en cualquier otro lugar. De esta manera, la vida de Mary Donaldson quedaba totalmente atada a la familia real danesa. Una decisión llevada a cabo porque hacia poco el príncipe Joaquín se había divorciado y la Casa Real había tenido que pagar una fortuna. Para evitar que esto sucediera de nuevo, se dispuso la nueva firma de estas condiciones. Unas que parecen cada vez más cercanas teniendo en cuenta todas las informaciones de crisis y problemas en el matrimonio.

Artículo recomendado

El terrible contrato que Federico de Dinamarca hizo a firmar a Mary Donaldson estando embarazada de cuatro meses

Mary Donaldson

Las fotos inéditas de Federico de Dinamarca en Madrid tras salir de la vivienda de Genoveva Casanova

A las imágenes publicadas por la revista Lecturas, se sumaban ayer las imágenes emitidas en exclusiva en 'Tarde AR'. En el vídeo se ve a Federico de Dinamarca tras salir del apartamento de Genoveva Casanova. Imágenes que revelan cuáles fueron los pasos del príncipe tras salir del domicilio donde pernoctó.

Tras dormir en casa de la mexicana, la siguiente vez que vemos al príncipe es a las 8:30 de la mañana, con nueva ropa y su propia maleta. En vez de esperar a que sus escoltas aparezcan. "Sale él andando solo por el portal y durante 10 minutos camina por los alrededores de la casa en la que había estado hasta que se detiene en esta parada de autobús", ha relató Sandra Aladro.

Federico de Dinamarca
Telecinco

Justo después, el heredero al trono, muy nervioso, llamó por teléfono a alguien. A continuación, rompió un papel y, al llegar el bus, se ocultó tras la marquesina. "Es una imagen inapropiada, totalmente inusual para un príncipe que tiene que ir acompañado de escolta. Incluso dos", valoró Aladro. El marido de Mary Donaldson espera unos minutos hasta que ve un coche que reconoce como de la embajada. Lo detiene con un gesto del pie y se sube en él. De ahí, Federico fue llevado directamente al aeropuerto.

Artículo recomendado

Las imágenes definitivas de Federico de Dinamarca tras pasar la noche con Genoveva Casanova en Madrid

Federico de Dinamarca