Kate Middleton ha acudido hoy a un acto con el que ha dado el pistoletazo de salida a su Navidad. Entre las cosas que ha hecho durante el evento, una de las más destacadas ha sido ayudar a los escolares que se encontraban junto a ella a elegir el árbol de Navidad con el que decorarán su clase. Las fiestas navideñas son muy especiales para la mujer del príncipe Guillermo, en especial desde que es mamá. La duquesa de Cambridge ha contado que ella misma se encarga de elegir la decoración de su casa y ha contado un detalle relacionado con el árbol de Navidad que ha llamado mucho la atención.

Artículo relacionado

El abeto que decora Kensington Palace cada año tiene que cumplir unos requisitos para que la duquesa de Cambridge esté contenta con él. A Kate le da mucha rabia que al árbol de Navidad se le caigan las hojas, por eso se preocupa de que su abeto sea de la variedad Nordmann, un tipo de árbol apropiado para interiores y con hojas de lo más resistentes. ¡Pero la cosa no se queda ahí! Hay algo más que es fundamental para ella a la hora de optar por uno u otro.

Kate

Para la mujer de Guillermo de Inglaterra es muy importante el olor del árbol de Navidad. Tiene que desprender un aroma que le recuerde a los bosques y que impregne su vivienda de recuerdos de su infancia. Al igual que hizo en Halloween al acudir junto a sus hijos George y Charlotte a buscar sus disfraces, en Navidad también se encarga ella personalmente de ir a comprar algunos de los objetos con los que decorar su casa. Desde que es mamá para Kate esta es una época más especial si cabe y por eso quiere que todo esté cuidado al más mínimo detalle.