No hay duda de que este verano será recordado como uno de los más peculiares y extraños para todos, incluidos los miembros de las Casas Reales de Europa. El periodo que en otras ocasiones era aprovechado para desconectar y viajar en familia, tanto dentro como fuera de las fronteras, en 2020 se ha convertido en la mejor oportunidad para promocionar el turismo nacional, una propuesta a la que se han sumado muchos royals.

Artículo relacionado

En el caso de la reina Sofía, además de peculiar será un verano de lo más solitario. La crisis sanitaria -sumada a los numerosos escándalos que están apunando al rey Juan Carlos- ha trastocado los planes de la Casa Real, sin embargo, ella seguirá cumpliendo con la tradición estival de pasar unos días en Mallorca.

Reina Sofía
Gtres

Se espera que la madre del rey Felipe aterrice próximamente en la isla balear para disfrutar de unos días de vacaciones en el Palacio de Marivent, residencia real. Allí, cada año es habitual verla paseando por las calles de Palma, recorriendo mercadillos, de compras, navegando por aguas del Mediterráneo, en el teatro, en el cine o incluso acudiendo a almorzar y cenar a diferentes restaurantes de la isla. Actividades que quizá realice también este año pero con una diferencia: sin sus nietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, ni su hijo ni su nuera. Tampoco se espera a su esposo, el rey emérito.

Tampoco está previsto que acuda a la recepción a las autoridades y a la representación de la sociedad balear que tiene lugar cada verano en el Palacio de La Almudaina de Palma, ya que el evento aún no está confirmado.

Con suerte, la reina Sofía podrá coincidir unos días con los reyes Felipe y Letizia, junto a sus hijas, información que por el momento tampoco está confirmada ya que la familia al completo continúa su ruta por diferentes localidades de España.