La reina Letizia ha viajado hasta Extremadura para acudir a la inauguración del nuevo Museo de Arte Contemporáneo de la Fundación Helga de Alvear de Cáceres. Para la ocasión, ha vuelto a tirar de fondo de armario. La mujer de Felipe VI ha rescatado uno de sus vestidos infalibles diseñado por Felipe Varela, el que en su día fue su diseñador de cabecera. Aunque en los últimos tiempos doña Letizia ha abierto el abanico, opta por más diseñadores y desde que llegó la pandemia luce muchos looks low cost, de vez en cuando sigue recurriendo a Varela, porque sabe que casi siempre es una apuesta segura. Esta vez lo ha hecho con un vestido que estrenó en el año 2017 y que ha llevado ya en numerosas ocasiones.

Artículo relacionado

La reina Letizia ha aparecido hoy con un vestido blanco de tweed que cuenta con varios detalles que lo convierten en una pieza con la que estiliza al máximo su figura y con la que da rienda a su lado más elegante sin perder la comodidad. Entre los detalles que destacan de este vestido están el escote en pico, la manga francesa, las solapas y los bolsillos laterales. Unos toques de lo más originales con los que en su día se llegó a tachar a doña Letizia de la nueva Jackie Kennedy. De hecho una de las ocasiones en las que llevó este vestido fue durante un viaje a Estados Unidos en el que al otro lado del charco alabaron mucho su estilismo por rendir homenaje a la que fuera primera dama.

Reina Letizia

La reina Letizia ha combiando el vestido blanco con complementos en negro.

Gtres

En su visita a Cáceres, la reina Letizia ha elegido el negro como color para sus complementos. En otras ocasiones lo ha llevado con tonos como el plateado, pero esta vez ha ido a lo seguro y ha llevado un cinturón negro, su accesorio favorito para estilizar su silueta, un bolso de la firma Nina Ricci valorado en 1.000 euros también de ese color y para el calzado ha elegido unos de sus salones negros, esta vez los de Manolo Blahnik de piel de serpiente. Doña Letizia ha llevado esta vez el pelo suelto, dejando ver una vez más sus canas. Y en cuanto a joyas, de nuevo ha sido muy discreta. El anillo de Karen Hallam y sus pendientes de oro amarillo han sido su elección.