Con las vacaciones, el estilismo de la reina Letizia también se ha relajado. La mujer de Felipe VI cuenta con un nutrido vestidor en el que tienen cabida todo tipo de prendas pero en el que las fardas y vestidos con largo midi son su predilección. Sin embargo, la madre de la princesa Leonor y la infanta Sofía ha sorprendido durante este verano en Palma de Mallorca gracias a unos looks con los que ha dejado al descubierto una parte del cuerpo que siempre suele cubrir.

Artículo recomendado

Las reacciones de la prensa extranjera a los looks más relajados de Letizia, Leonor y Sofía

Las reacciones de la prensa extranjera a los looks más relajados de Letizia, Leonor y Sofía

A diferencia de sus brazos musculados, que ya se han convertido en una seña de identidad cada verano, la reina Letizia suele intentar ocultar sus piernas y no llevar faldas que dejan al aire sus rodillas. Una norma no escrita en su vestuario que, sin embargo, este verano se ha saltado en dos ocasiones durante las vacaciones en Palma de Mallorca.

Letizia y Sofía
GTRES

En concreto, el pasado domingo la reina Letizia optaba por un vestido mucho más corto de lo que nos tiene acostumbrados para disfrutar de una noche de chicas junto a sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y la reina Sofía. Una prenda de Zara con la que enseñaba las rodillas y presumía de piernas infinitas.

Una imagen nada habitual que volvía a repetir tan solo unos días después durante un paseo por la isla junto al rey Felipe VI y su familia, ya que llevó unos pantalones cortos en color azul celeste con cinturón a juego que también dejaba ver sus rodillas.

Artículo recomendado

Las claves para conseguir el bronceado de la reina Letizia en tiempo récord

Las claves para conseguir el bronceado de la reina Letizia en tiempo récord

Así, en sus últimas dos apariciones públicas en Palma de Mallorca doña Letizia ha roto su norma no escrita de no enseñar piernas. Una fórmula de estilo que fuera de nuestras fronteras ha sido muy aplaudida, ya que han sido muchos los medios internacionales que no han tardado en alabar las piernas de doña Letizia. Y es que, a sus 49 años, la reina puede presumir de bronceadas y moldeadas piernas.