El último escándalo relacionado con el rey emérito ha sacudido la casa real española después de que haya trascendido que Juan Carlos de Borbón había creado una sociedad offshore para recibir "una donación de 64.884.405 euros" del entonces rey de Arabia Saudí. Este pasado domingo, en un paso adelante sin precedentes, el rey Felipe, uno de los beneficiarios de esta sociedad, daba a conocer a golpe de comunicado que renunciaba a la herencia de su padre y le retiraba el sueldo de casi 200.000 euros anuales. Un gesto que ha dirigido las miradas automáticamente en Letizia, de quien podemos decir que está viviendo de una doble, aunque amarga, victoria.

Artículo relacionado

Por un lado, debe haber generado una situación bastante incómoda el hecho de la polémica que ha salpicado al rey, pero en cambio no a la reina consorte. Y es que doña Letizia se ha salvado de verse salpicada por la controversia de su suegro, quien no la había incluido en sus planes. Tal como publica OKDiario, su nombre no figura en ningún documento por lo que no sería beneficiaria de las sociedades del emérito.

Este no habría sido la única 'victoria' de la esposa de Felipe VI. Y es que parece que, al final, todo ha acabado cayendo por su propio peso y aquellas voces críticas que le reprochaban su actitud en público con su familia política le han tenido que dar la razón.

Artículo relacionado

El papel de Letizia ha sido cuestionado, pero tenía un objetivo claro: ejercer y hacer efectivo un 'cordón sanitario' entre el núcleo duro de la familia real y el resto de sus miembros que pudieran desestabilizar o salpicarles con polémicas. Una tarea que afectado desde el principio y directamente a su familia política, casi sin excepción: desde la infanta Cristina, su marido Iñaki y sus hijos, pasando por la infanta Elena, hasta la reina Sofía y, cómo no, don Juan Carlos. Divorcios, amantes, corrupción... son solo algunos de las polémicas en las que la labor de Letizia era actuar de cortafuegos para que la institución no se viera comprometida.

Si bien Ana Rosa Quintana o Jorge Javier Vázquez no han sido las voces más críticas con la reina consorte, es más, el presentador se ha descrito en numerosas ocasiones como "pro Letizia", las palabras con las que se han pronunciado al respecto del tiempo convulso que pasa la casa real española, sirven de perfecto ejemplo del éxito de la mujer de Felipe VI en su, muchas veces, ingrata labor. "Llega y se quita de en medio a los Urdangarín, al suegro…a lo mejor Letizia es la que mas ha protegido a la institución”, ha llegado a decir Jorge. Por su parte, la presentadora de las mañanas de Telecinco expresaba la misma idea de una forma más concisa: “Va a tener razón Letizia, al final es la que tiene razón. Ahí lo dejo”.