Hace solo un mes, doña Letizia daba una segunda oportunidad al dos piezas inspirado en un tradicional mantón de Manila en color verde agua que estrenó en octubre de 2019. Un diseño que fascinó a propios y ajenos, y que ya forma parte de su fondo de armario más aclamado como Reina. Un conjunto atemporal marcado por la delicadeza del raso de la blusa y la tela bordada hasta el más mínimo detalle de la falda.

En principio se trataba de un conjunto confeccionado en exclusiva por Duyos pero con el paso del tiempo ha salido a la luz que fue idea de la Reina reconvertir un mantón de Manila original que recibió a modo de regalo para su boda con don Felipe en 2004, una decisión que provocó el llanto en Ángeles Espinar, artesana que trabajó en el bordado de la prenda: "Rompió a llorar al ver que la Reina ha destrozado su regalo", admitían en el programa 'Socialité'.

Artículo relacionado

Letizia

La reina Letizia en un acto oficial en el palacio de El Pardo

Gtres

Tal y como recoge Vanitatis, Ángeles tubo la oportunidad de preguntar a doña Letizia si lo había utilizado a lo que ella contestó que “no había encontrado la ocasión”. El disgusto de la señora fue comprobar que la mujer de Felipe VI había reconvertido una pieza única y artesana en una falda. María José Sánchez, hija Ángeles, no dudó en enviar una carta a palacio para mostrar su malestar. La respuesta por parte de Casa Real no se hizo esperar. Tal y como cuenta dicho portal, hubo una disculpa en nombre de la Reina y expresó su desconocimiento total "de que se tratara de tal joya y que estuviera realizado y bordado a mano, precisamente por eso se optó por reoptimizarlo”.

No cabe duda de que la reina Letizia es una mujer práctica. Al parecer, dicho agasajo es tradición por parte de este taller y es que todas las mujeres que han pertenecido a la Casa Real han tenido un mantón de regalo, en el caso de la Reina reconvertido en una falda.