Después de su comentado plantón a la tradicional Misa de Pascua en Semana Santa, la reina Letizia ha vuelto a Palma de Mallorca con motivo del acto central de 'Tour Talento', un nuevo movimiento impulsado por la Fundación Princesa de Girona de la que la princesa Leonor es presidenta de honor.

Artículo recomendado

La reina Letizia se reconcilia con Felipe Varela gracias a la prenda que jamás pasará de moda

La reina Letizia se reconcilia con Felipe Varela gracias a la prenda que jamás pasará de moda

Tras una visita por los diferentes talleres donde han tenido la oportunidad de charlar con decenas de jóvenes, don Felipe y doña Letizia han llegado al Caixaforum donde se ha dado a conocer el Premio de Investigación Científica. Después de recuperar el esplendor este martes con un dos piezas en color verde petróleo de María Barragán, hoy ha vuelto a rebuscar en su armario para dar una segunda oportunidad al vestido de punto burdeos de Massimo Dutti que estrenó hace ahora un año.

Se trata de un diseño de edición limitada de la marca de Inditex que también lució Máxima de Holanda. De largo hasta los tobillos y ligero corte evasé, el vestido tiene un corte minimalista y cuello ligeramente elevado que se ajusta a la cintura de una forma muy favorecedora y la Reina defiende como nadie. De la misma forma que hizo en el día de su estreno, lo ha vuelto a combinar con unos salones de Lodi de la misma tonalidad y cartera de mano a juego de Magrit.

Letizia

La reina Letizia reaparece en Mallorca

GTRES

Artículo recomendado

La reina Letizia, la gran ausente de la boda de Mafalda de Bulgaria a la que podría ir la infanta Cristina

La reina Letizia, la gran ausente de la boda de Mafalda de Bulgaria a la que podría ir la infanta Cristina

La madre de Leonor y Sofía ha recogido su melena en una coleta baja que dejaba al descubierto sus nuevos pendientes: unas piezas formadas por tres plumas en plata y oro.

Tras su viaje fugaz a Mallorca, Letizia reaparecerá este mismo jueves en el Palacio de la Zarzuela con motivo del almuerzo que han organizado en honor al presidente de Bulgaria, Rumen Radev, y la primera dama, Desislava Radev. En blanco está el viernes, día que se corresponde con el 15 cumpleaños de su hija Sofía.