Ser vecino del príncipe Guillermo y Kate Middleton es más sencillo de lo que podría parecer. Uno de los lugares favoritos de los duques de Cambridge es su casa de Anmer Hall, situada en Norfolk. Es allí donde pasan sus vacaciones y es el lugar en el que han pasado el confinamiento. Aunque habitualmente residen en Kensington Palace, su residencia oficial, la de Anmer Hall es su vivienda favorita. Entre otras cosas porque está situada en un entorno de lo más rural y porque está rodeada de naturaleza, una de las pasiones de la duquesa de Cambridge. Y ahora está la opción de poder ser vecinos del matrimonio a menos coste del que se pueda imaginar.

Artículo relacionado

En los alrededores de la vivienda de Anmer Hall hay dos propiedades en alquiler. Se trata de dos casas de campo, del estilo de la casa que Isabel II les regaló a su nieto y a su mujer cuando se casaron. Una de ellas tiene un coste de 950 euros al mes, y cuenta con tres dormitorios y garaje. Por la otra hay que pagar una mensualidad de 795 euros, una cantidad inferior ya que en ese caso cuenta con dos dormitorios. Eso sí, tener esta cantidad económica no es suficiente para entrar a vivir en una de estas dos propiedades. Hay algunos requisitos que se tienen en cuenta para decidir quiénes serán los inquilinos.

Kate y Guillermo

Una de las cuestiones por las que se tendrá prioridad para acceder a estas viviendas es ser vecino del pueblo en el que está situada y otra es que quien la alquile la establezca como su residencia principal. Prefieren que los inquilinos sean personas que van a estar allí habitualmente y que no la utilicen como residencia vacacional. Y también tendrán prioridad las personas que no tengan animales. De esta forma no es solo la económica la condición que hay que cumplir. Las personas que habitan en los alrededores de Anmer Hall tienen claro que quieren vecinos que sean tranquilos y que aporten calma al lugar.