Uno de los temas que aborda ‘Finding Freedom’, la biografía sobre Meghan Markle y el príncipe Harry que pronto verá la luz, es el comienzo de su relación. Para el duque de Sussex y la exactriz no fue nada fácil iniciar su romance alejados del foco mediático. Teniendo en cuenta que los dos eran personas muy conocidas, tenían que estar constantemente pendientes de que no hubiera medios de comunicación cerca y de no dar pistas de nada para que nadie se enterase de que lo suyo iba más allá de su amistad. Para asegurarse de que no levantaban sospechas, llevaron a cabo algunas estrategias desde el instante en el que se conocieron. Una de ellas, que tiene como protagonista al príncipe Harry, es de lo más curiosa.

Artículo relacionado

Hoy en día las redes sociales cobran mucha importancia en las relaciones entre las personas. Es una herramienta que sirve para interactuar y para acercarse todavía más a alguien que genera interés. Pero el duque de Sussex se encontraba en este ámbito con un gran obstáculo. Cada paso que daba en Instagram lo hacía de forma oficial y en nombre de la familia real británica. Así que por mucho que quisiera escribirle a la mujer de la que se estaba enamorando, por esta vía le resultaba imposible. Decidió entonces ingeniárselas para poder hacerlo y que Meghan supiera de su interés así que no lo dudó y… ¡Se hizo una cuenta de Instagram con un pseudónimo!

Harry y Meghan

Para que nadie supiera que era él el que se escondía detrás de este perfil de la red social, el nieto de Isabel II se hizo una cuenta bajo el nombre @SpikeyMau5. Decidió llamar así a su perfil porque Spikey era el mismo nombre que usaba en su perfil de incógnito de Facebook y porque DeadMau5 era su DJ favorito. En cuanto a la foto de perfil Harry puso una de un casco con forma de ratón, así evitaba levantar cualquier tipo de sospecha. Con esta cuenta interactuó con algunas publicaciones de Meghan sin que nadie se diera cuenta de que era él. Una forma de acercarse todavía más a la que hoy en día es su mujer.