¡El príncipe Harry ha reaparecido! Aunque había anunciado que se iba a coger cuatro semanas de baja tras el nacimiento de su segunda hija con Meghan Markle, Lilibet Diana, el duque de Sussex no ha tardado ni una semana en aparecer después del anuncio de la llegada del bebé. Eso sí, lo ha hecho a través de una grabación con su teléfono móvil desde su mansión en Montecito, California, donde está pasando las primeras horas junto a la pequeña. Lo ha hecho, además, por uno de los proyectos a los que tiene más ilusión.

Artículo recomendado

Meghan Markle y su idílica visión de Harry y sus hijos en su recién estrenado libro

Meghan Markle y su idílica visión de Harry y sus hijos en su recién estrenado libro

En plena baja por maternidad, el príncipe Harry ha decidido grabarse para anunciar la fecha en la que se celebrará la nueva edición de los Juegos Invictus, que se llevará a cabo en Alemania en 2023. Esta competición, que la creó el propio duque de Sussex, había tenido que ser cancelada en dos ocasiones por las restricciones de la pandemia. En el año 2020, el torneo iba a tener lugar en La Haya, pero se trasladó a 2021, para finalmente tampoco poder organizarla.

“Algo grande va a llegar Alemania”, ha asegurado el duque de Sussex en un vídeo con el que confirma que Dusseldorf acogerá el torneo del 9 al 16 de septiembre del 2023. Las imágenes, además, permiten apreciar las ojeras del príncipe Harry tras unos días muy intensos junto a la recién nacida.

Artículo recomendado

El príncipe Harry vuelve a Reino Unido con un encuentro con la reina Isabel II en el horizonte

El príncipe Harry vuelve a Reino Unido con un encuentro con la reina Isabel II en el horizonte

El príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron el pasado domingo que su segunda hija, Lilibet Diana, había nacido el viernes 4 de junio en el hospital Santa Bárbara Cottage de California. Desde su llegada, los duques de Sussex se han centrado en el cuidado de la pequeña. Tanto es así, que incluso han anunciado que se cogerán cuatro meses de baja para poder dedicarse a su cuidado. Algo que el nieto de Isabel II ha decidido romper por una causa muy especial