A solo unas semanas de poner punto y final a su papel como príncipe de Inglaterra, el príncipe Harry ha regresado a Reino Unido por una buena causa. A primera hora de esta mañana, el pequeño de los Windsor se reunía con el mítico artista Bon Jovi en los estudios Abbey de Londres.

Artículo relacionado

Por todos es conocida la magia de Bon Jovi, sin embargo, ha resultado llamativo ver a Harry dando rienda suelta a su pasión por la música entonando sin ápice de vergüenza la canción 'Unbroken', cuyos beneficios serán destinados a la Fundación Invictus, de la que él es presidente de honor.

Era el veterano artista quien recibía al nieto de Isabel II en las escaleras del mítico estudio de grabación con quien compartió un breve charla antes de ponerse manos a la obra. Eso sí, poco o nada ha trascendido de lo que ha pasado o no dentro del estudio, aunque ha sido Harry quien ha compartido un breve resumen de la grabación a través del perfil de Instagram de los duques de Sussex en el que Jovi le da algunos consejos antes de entonar la canción.

Probablemente este será uno de sus últimos actos antes de que el próximo 31 de marzo deje de ser miembro de primera línea de la Familia Real inglesa de manera oficial. Su deseo, tal y como lleva anunciando desde hace semanas, es llevar una vida en Canadá alejados de la presión mediática que supone ser miembros de unas de las familias reales más importantes del mundo. Si asistirán o no a la boda de Beatriz de York todavía es una incógnita...