Apenas llevaban seis meses de noviazgo cuando la casa real británica anunció a través de un comunicado su compromiso. El príncipe Carlos y Diana Spencer ratificaban ante el mundo hace justo hoy 40 años que iban a pasar por el altar.

“Con el placer que la reina y el duque de Edimburgo anuncian el compromiso de su amado hijo, el príncipe de Gales, con Lady Diana Spencer, hija del conde Spencer y la honorable señora Shand Kydd”, decía el comunicado oficial del 24 de febrero de 1981.

Artículo relacionado

Posteriormente, llegaría el posado en los jardines de palacio. En él, Lady Di apareció con un vestido azul a conjunto del anillo de brillantes y zafiros que, posteriormente, pasaría a manos de Kate Middleton. La pareja también concedió una entrevista a la BBC en la que explicaron cómo habían decidido dar ese paso.

“Ella había planeado ir con su madre a Australia durante bastante tiempo, entonces pensé: ‘Bueno, le preguntaré para que tenga la oportunidad de pensarlo cuando esté fuera y decidido si puede soportar toda la idea, o no, según fuera el caso’”, aseguró el príncipe Carlos ante las cámaras. Diana de Gales, que contestó que sí de inmediato, habló sobre su futuro papel en la institución: “Es bastante abrumador, pero espero que no sea demasiado difícil, y con el príncipe Carlos a mi lado, no puedo equivocarme”.

Príncipe Carlos Lady Di

Lady Di y el príncipe Carlos, el día de su compromiso

GTRES

El mundo veía entonces su noviazgo como una bonita historia de amor que, en realidad, no lo era tanto, ya que las dudas estuvieron ahí desde el primer momento. El príncipe Carlos llegó empujado por una familia real que quería que buscara pareja cuanto antes, mientras que una jovencísima Lady Di soñaba con el papel que estaba a punto de asumir.

Sin embargo, la propia Diana de Gales confirmaría en la biografía Diana: su verdadera historia, que este momento fue el comienzo de una pesadilla. “Me sentía como un cordero al que llevaban al matadero”, dijo al autor, Andrew Morton, sobre el día de su boda.

Artículo relacionado

Un compromiso con el que comenzaba hace 40 años una historia de amor que, a la larga, marcaría a la familia real británica. El matrimonio se rompió poco después de la boda debido a que el heredero al trono nunca se separó del todo de Camilla Parker. Algo de lo que la propia Diana habló abiertamente en su famosa entrevista en la BBC: “En mi matrimonio somos tres y eso es multitud”.

Posteriormente, llegaría el fallecimiento de Diana de Gales, el 31 de agosto de 1997. Por su parte, el príncipe Carlos consiguió finalmente rehacer su vida con Camilla de Cornualles, con quien se dio el sí, quiero el 10 de abril de 2005.