La muerte del príncipe Henrik -en febrero de 2018-, supuso para la Casa Real danesa una importante pérdida. A pesar de su delicado estado de salud, el monarca llevaba una vida tranquila acompañando a la reina Margarita siempre que podía, hasta que su estado de demencia le impidió poder acudir a los diferentes actos públicos.

Artículo relacionado

Su legado, que se ha ido repartiendo entre sus hijos y nieto, dejaba además un cargo que desde 1972 ostentaba el conde de Monpezat, un papel en defensa del medio ambiente del que la princesa Mary, esposa del príncipe Federico, acaba de asumir.

Mary de Dinamarca
Gtres

Durante los próximos meses, Mary de Dinamarca se convertirá en presidenta de la World Wildlife Fund -Fondo Mundial para la Naturaleza-, con el objetivo de estar al mando del trabajo de fondo que la organización realiza para cuidar los hábitats silvestres y los parajes naturales. Esta fundación trabaja desde 1961 para conservar el medio ambiente y proteger las especies animales en peligro de extinción.

LA WWF es la organización de conservación de la naturaleza más grande del mundo. Con más de 6000 trabajadores repartidos por diferentes países, colabora con más de 1000 proyectos en 100 estados diferentes. Una actividad que conquistó al príncipe Henrik, conocido por su pasión por el mundo animal y el medioambiente. Fue en 1972 cuando el esposo de la reina Margarita tomó la iniciativa de convertirse en presidente de la organización, cargo que ocupó hasta el día de su muerte.

Príncipe Henrik de Dinamarca
Gtres

"Solo tenemos un globo terráqueo, y tenemos que cuidarlo bien, si queremos que nuestros hijos y las generaciones posteriores también tengan un mundo seguro y natural para crecer debemos ser responsables". Ahora el testigo lo asume la princesa Mary, mostrando una vez más su compromiso y apoyo a las causas por las que la WWF tiene su razón de ser. Cabe recordar que la esposa de Federico de Dinamarca ha colaborado durante los últimos años con diferentes objetivos globales de la ONU relacionados con el medioambiente.

Sin embargo, su decisión podría traerle problemas con su suegra. Recientemente, la reina Margarita realizaba unas controvertidas declaraciones en una entrevista a Politiken, invitando a los ciudadanos a no entrar "en pánico" por el cambio climático cuestionando que su causa principal sean las acciones del hombre. Unas palabras que, sin duda, han traído numerosas críticas.

Por este motivo, el nuevo cargo de la princesa Mary choca fuertemente con las creencias de su suegra, sin embargo, se convierte en un homenaje en toda regla a su fallecido suegro.