La princesa Leonor ha vivido este miércoles 24 de marzo un día que seguro que queda marcado para siempre en su memoria. La heredera al trono ha protagonizado su primer acto en solitario al acudir al 30 aniversario del Instituto Cervantes. A pesar de los nervios y la emoción, la hija de don Felipe y doña Letizia ha conseguido superar con nota este nuevo paso en su labor dentro de la casa real española.

Artículo relacionado

Un paso adelante que no ha pasado desapercibido fuera de las fronteras de España. El primer acto en solitario ha llegado a los medios internacionales, que no han dudado en recoger su visita al Instituto Cervantes.

Sin ir más lejos, el diario Daily Mail ha destacado que la joven está “perfectamente preparada” para tomar el relevo de sus padres. Además, también ha resaltado que la princesa Leonor ha seguido los pasos de su madre, la reina Letizia, al reciclar un vestido de la marca Poete que se puso por primera vez durante los Premios Princesa de Asturias.

Artículo relacionado

Algo que también ha destacado el periódico Paris Match, que ha escrito: “La futura Reina de España se preocupó de saludar a sus fans, que estaban encantados. Y podíamos imaginarlo, bajo su mascarilla FFP2, sonriendo como de costumbre. Prueba, si es que todavía hace falta, de que la princesa de Asturias, con tan solo 15 años, ya es una auténtica profesional en su misión real”.

Un día muy importante

La princesa Leonor ha vivido este miércoles un día para recordar. Una prueba de fuego que ha pasado con nota, aunque con los nervios propios del momento. Este 24 de marzo seguro que queda marcado para siempre en rojo en el calendario, ya que ha sido la primera vez que ha tenido que hacer frente a una responsabilidad así sin el apoyo de sus padres, don Felipe y doña Letizia, y su hermana, la infanta Sofía.