Se trata de una cita importante para la Familia Real holandesa, y por ello nadie del clan Orange ha querido faltar. Los Premios Príncipe Claus, que homenajean al difunto marido de la princesa Beatriz de Holanda, han tenido lugar este miércoles en el Palacio Real de Ámsterdam.

Artículo relacionado

Desde los reyes hasta Constantin y Laurentien, así como la princesa Mabel, han acudido a esta entrega de galardones demostrando una vez más la buena relación que mantienen todos entre ellos.

Para la ocasión, Máxima ha protagonizado un pequeño duelo de estilo con sus cuñadas y, sin duda alguna, ella ha sido la vencedora. Gracias a un vestido reciclado color berenjena que, como sucedió hace unos días con un vestido azul de Claes Iversen, despierta opiniones contradictorias, la monarca ha destacado por encima del resto de royals.

Reyes de Holanda
Gtres

Firmado por el mismo diseñador, el modelo tenía diferentes detalles: puntillas en rojo, mandalas de color rosa y unas curiosas aplicaciones de arriba a abajo. Para combinarlo, la reina ha escogido un abrigo rojo, color que últimamente se cuela mucho en sus estilismos. Completaba su elección con complementos en el mismo tono: unos salones de ante y vinilo de Natan, además de una cartera de mano a juego, y pendientes de diamantes en forma de flor con un rubí en el interior.

Beatriz de Holanda
Gtres

Por su parte, la princesa Beatriz de Holanda ha optado por un look en negro que cubría, una vez más, con una capa oscura adornada con pompones. La exmonarca ha sido la más discreta, tanto así que casi no se ha podido ver el modelo que lucía debajo de su prenda de abrigo.

Acompañada del príncipe Constantin, Laurentien ha escogido por un favorecedor vestido -muy discreto teniendo en cuenta sus gustos a la hora de vestir- de estampado floral, manga corta, largo midi y escote en forma de lágrima. Una elección que ha acompañado de unas sandalias con máxima plataforma en color rojo y unos curiosos -y otoñales- pendientes en forma de hoja.

Laurentien de Holanda
Gtres

El desfile de estilismos ha terminado con Mabel, la más discreta y comedida del evento. Conocida por escoger siempre modelos con cortes asimétricos y combinaciones arriesgadas, en esta ocasión ha optado por un bonito abrigo en color topo, medias negras, salones a juego y un maxibolso.