Sin duda, ella es la indicaba si hablamos de que una de las royals europeas tuviera que realizar un concurso de talentos dentro de su palacio. Máxima de Holanda, no solo reina en su país, sino también ante los ciudadanos de todo el mundo gracias a su simpatía, ha recibido en el Salón del ADN de Huis ten Bosch a tres de los participantes del concurso televisivo Lang Leve de Muziek Show (Larga vida al espectáculo musical).

Artículo relacionado

Los concursantes del talent show, que estarán en el Concierto de Navidad que presidirá la monarca el próximo 18 de diciembre, compartirán protagonismo con más de un millar de niños que acudirán a esta cita tan entrañable como parte del programa Méér Muziek in de Las, del que Máxima es presidenta de honor.

Marijn, Rianna y Jamiro han sido los afortunados que han podido pasar un rato con la monarca, quien se ha mantenido en todo momento muy interesada por los pequeños, e incluso ha intentado aprender algunas de las técnicas vocales para relajar la musculatura del rostro antes de empezar a cantar. "¡Bravo!", ha exclamado en durante los pequeños ensayos la reina de Holanda.

En alguna otra ocasión Máxima ha mantenido un encuentro de este tipo con los más pequeños, como por ejemplo el pasado años, cuando la vimos disfrutando con los participantes del concurso en su anterior residencia, Villa Eikenhorst.

Por su parte, el rey Guillermo mostraba hace unos días su faceta más entrañable colaborando en uno de los programas de la Fundación Orange, presidida por la pareja. Como voluntario, el monarca viajó hasta la isla de la Koudenhoorn para ejercer como voluntario y acompañar a un hombre de 95 años en un paseo en bicicleta por la isla. Sin lugar a dudas, un día para el recuerdo no solo del monarca, sino también para todos los que pudieron acompañarle.