Cogidos de la mano y derrochando felicidad. Así han entrado los príncipes Haakon y Mette-Marit en el Grand Hotel de Oslo, el lugar escogido para concluir la ceremonia del Premio Nobel de la Paz que, a diferencia del resto de galardones, se entrega en Noruega. Este año, el rey Harald V ha entregado la medalla de oro al primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed Ali, un reconocimiento que el Comité de Noruega le ha otorgado con motivo de su lucha contra el conflicto fronterizo que desde hace dos décadas ha enfrentado a su país con Eritrea.

Artículo relacionado

A pesar de que con motivo de su enfermedad -una fibrosis pulmonar- la asistencia de Mette-Marit a las dos citas de hoy era una incógnita, la princesa no ha querido faltar a esta celebración que cada año se convierte en una de los eventos más sonados e importantes del país. La dolencia supone que la royal tenga molestias continuas, así como un cansancio más pronunciado de lo normal, sin embargo, se ha mostrado muy positiva durante la larga jornada que la Casa Real ha vivido hoy.

Cena gala Premios Nobel
Gtres

De nuevo en tono blanco roto, al igual que esta misma mañana, la princesa ha lucido para la velada un vestido largo de manga francesa y un discreto volante en la parte baja. Lo adornaban pequeños abalorios en el escote, los hombros y la falda, que han aportado luz y elegancia al diseño. A diferencia del desfile de tiaras que se ha podido ver en la cena de gala celebrada en Estocolmo, donde las royals suecas han lucido varias joyas de la corona, en Noruega el protocolo no requería que la realeza llevara adornos en el pelo, por lo que Mette-Marit ha optado únicamente por unos pendientes de diamantes con una perla colgante, así como por unas discretas pulseras en plata.

Mette-Marit en la Cena de Gala Premios Nobel
Gtres

No han faltado los gestos de cariño ni las miradas cómplices entre Haakon y su esposa. Los príncipes, que llevan casados 18 años, se han convertido en protagonistas de una noche en la que se han mostrado más enamorados y felices que nunca. Parece que el apoyo que el hijo de Harald y Sonia de Noruega le proporciona a su mujer cada día es la mejor medicina que ella puede recibir.

Cena gala Premios Nobel
Gtres

Los otros protagonistas de la noche han sido el ministro etíope Abiy Ahmed Ali, galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2019, y Zinash Tayachew, quienes han acudido a la cita para compartir con la Familia Real noruega una fecha conmemorativa.