La familia del Rey sigue disfrutando de sus vacaciones en Mallorca. A pesar de que el monarca lleva veraneando en la isla balear toda su vida, todavía se sigue sorprendiendo con sus preciosos rincones y así se lo ha querido enseñar a su mujer, doña Letizia, y a sus hijas, Leonor y Sofía, en su última salida familiar.

Artículo relacionado

Una excursión que ha pillado por sorpresa a la prensa, ya que todo hacía pensar que la recepción de las autoridades de las baleares en el Palacio de la Almudaina sería la última aparición del matrimonio real durante su veraneo en Marivent. La familia al completo han visitado, vestidos a juego, la Casa Museo Son Marroig, al norte de Mallorca.

Las niñas de los Reyes han escogido looks de lo más estivales para esta mañana de paseo junto a sus padres. Si la princesa Leonor vestía de una forma más adolescente en el primer posado de la familia este verano, este jueves la hemos visto con un vestido de corte más infantil, muy fresquito y perfecto para este planazo familiar. Un diseño con detalle degradé en el escote y volante en la falda de color azul, a juego con sus ojos y la camisa de su orgulloso progenitor. Ha completado su look con abarcas menorquinas.

Su hermana, la infanta Sofía, ha lucido un estilismo más ibicenco. Un vestido blanco, también con detalles más infantiles sobre todo por los volantes de sus mangas, que ha combinado con sandalias de esparto con tiras, el calzado tendencia del verano.

La reina Letizia ha estrenado vestido camisero con cinturón de cuerda que marcaba su cintura con falda de largo midi y silueta tipo 'A'. Unas cuñas de esparto y una coleta de caballo ponen la guinda a este outfit veraniego para disfrutar de una mañana en familia en un enclave tan privilegiado a orillas del Mediterráneo.