Los ‘mini royals’ tampoco se libran en su vuelta al cole de las normas que hay que cumplir debido a la crisis del coronavirus. El regreso a las aulas de los hijos de los reyes y príncipes europeos ha estado marcado por la pandemia y tanto ellos como sus padres se han tenido que adaptar a la nueva normalidad escolar. Entre los que han visto cómo su rutina ha cambiado con respecto a los cursos anteriores están George y Charlotte, los hijos del príncipe Guillermo y Kate Middleton. Los pequeños regresaron hace unos días a sus clases en Thomas’s Battersea, colegio en el que han impuesto las medidas sanitarias que hay que seguir. Eso sí, con una de ellas han hecho una excepción por los duques de Cambridge.

Artículo relacionado

Tal y como informa la edición británica de ‘Vanity Fair’, Kate y Guillermo pueden hacer algo que el resto de padres de alumnos de esta escuela no pueden hacer. Los demás tienen que dejar a sus hijos en las puertas del colegio y no pueden acceder al interior para evitar que dentro haya más gente de la necesaria. Sin embargo, los duques de Cambridge sí que pueden acceder al recinto para dejar a George y Charlotte en la escuela. Por ahora no ha trascendido la razón por la que desde Thomas’s Battersea han hecho esto, pero todo apunta a que se debe a razones de seguridad.

Kate, Guillermo, George y Charlotte

Esta es una de las cuestiones que está haciendo del inicio de curso de George y Charlotte un comienzo excepcional. Otra es que esta vez no hay fotografías de los bisnietos de Isabel II llegando a clase en su primer día de colegio, algo que ya se había convertido en una tradición. Por ahora los duques de Cambridge están evitando que todo lo relacionado con el colegio de sus hijos se convierta en algo mediático y pese a la excepción que han hecho con ellos, intentan llevarlo lo más parecido posible al resto de padres.