La crisis sanitaria está haciendo que imágenes que ya se habían convertido en instantes de lo más tradicionales hayan desaparecido. Hoy tenía que haber sido el día de la fotografía del príncipe Guillermo y Kate Middleton llevando a George y Charlotte a la escuela en la vuelta al cole. Los hijos de los duques de Cambridge han retomado hoy sus clases en Thomas’s Battersea, pero no hay imágenes del momento en el que han dado el pistoletazo de salida a este nuevo curso. Pese a que no existen fotos, sí que se conocen algunas de las estrictas normas que el hijo mayor y la hija mediana de Kate y Guillermo tienen que cumplir en esta nueva etapa escolar.

Artículo relacionado

Por un lado tienen que llevar a rajatabla todas las medidas sanitarias que les indiquen desde la escuela. En este nuevo curso tienen que cumplir con las medidas de higiene y de distancias de seguridad que sus profesores les pidan. Por ahora van a regresar a las clases de forma presencial, pero si llegado el momento la situación empeora es probable que vuelvan a la enseñanza virtual. Y estas no son las únicas normas que tendrán que cumplir. Hay otras de lo más estrictas como la que tiene que ver con el uniforme que tienen que llevar para asistir a clase.

George y Charlotte

Los pequeños deben llevar el mismo atuendo con el que les vimos el año pasado en su regreso al cole. Un uniforme azul marino con detalles en color rojo que en el caso de Charlotte puede variar entre falda y pantalón. En su vestimenta nada se deja a la improvisación, ya que desde el colegio les marcan incluso el color de calcetines que deben lucir. La mochila también tiene que ser la misma para todos los alumnos, de forma que no hay opción de resaltar las diferencias entre unos y otros. Entre las indicaciones más sorprendentes está la que tiene que ver con el peinado de las niñas. Si tienen el pelo largo deben recogerlo en una coleta, y desde Thomas’s Battersea limitan los colores de las gomas de pelo que pueden ponerse.