Todavía faltan muchos años para que el príncipe George suba al trono. Una vez que fallezca Isabel II o en el remoto caso de que decida abdicar, será el príncipe Carlos el encargado de reinar. El siguiente en la línea de sucesión es el príncipe Guillermo, que tomará el testigo de su padre. Y después ya será el turno del primogénito de los duques de Cambridge.George tiene solo seis años, pero sus padres prefieren que empieza ya a aprender todo sobre su futuro.

Artículo relacionado

Preparar a un futuro rey no es tarea fácil. Son muchas las cuestiones que George tiene que aprender en cuestión de protocolo y de responsabilidades. Además, aunque sus padres intenten que tenga una infancia lo más normal posible, le tienen que explicar que conforme vaya creciendo su vida va a ser muy diferente. Algunos royals como Federico de Dinamarca o el propio príncipe Guillermo tomaron conciencia bastante tarde de que su futuro estaba más que decidido. El primero lo hizo al cumplir la mayoría de edad y el duque de Cambridge durante años soñó con ser policía. Cuando entendieron que no les quedaba más remedio que ocupar un trono, les costó asimilarlo.

Kate, Guillermo, George, Charlotte

De ahí que Guillermo de Inglaterra quiera que su hijo sea consciente desde ya. Para explicarle a su hijo en en qué va a consistir su vida como príncipe y como rey, los duques de Cambridge lo hacen como si le contaran un cuento. De esta forma creen que es mucho más divertido para George entender en cuál va a ser su papel dentro de unos años y consideran que así van a conseguir que no entre en shock. Un buen momento para llevar esto a cabo es por las noches, justo antes de dormir, cuando el pequeño está relajado y ellos pueden dedicar unos minutos a estar con él.