Aunque el príncipe Guillermo y Kate Middleton pasan la mayor parte de su tiempo en el palacio de Kensington y en su residencia de Norfolk en Anmer Hall, donde están viviendo este último confinamiento en Reino Unido, los duques de Cambridge cuentan con otra vivienda casi desconocida para muchos en la finca de Balmoral: la cabaña Tam-Na-Ghar.

Esta vivienda fue un regalo que la reina madre hizo al su biznieto, el príncipe Guillermo, poco antes de fallecer en el año 2002. Se trata de una pequeña casa que se encuentra cerca de Birkhall, dentro de la propiedad del castillo de Balmoral, donde el príncipe Carlos y Camilla de Cornualles pasaron el confinamiento el pasado marzo.

Artículo recomendado

Meghan Markle y el príncipe Harry: su gesto con Kate Middleton por su cumpleaños que no se esperaba

Meghan Markle y el príncipe Harry: su gesto con Kate Middleton por su cumpleaños que no se esperaba

La cabaña cuenta con tres habitaciones que el príncipe Guillermo y Kate Middleton han visitado en numerosas ocasiones. En especial, durante los años en los que estudiaban en la universidad St. Andrew, cuando, según amigos cercanos a la pareja, disfrutaron de algunos de sus momentos más felices juntos.

Kate Middleton príncipe Guillermo

Kate Middleton y el príncipe Guillermo junto a sus hijos, George, Louis y Charlotte, en su felicitación de Navidad

GTRES

Sin embargo, no solo la han visitado durante su juventud. Los duques de Cambridge han continuado acudiendo a Tam-Na-Ghar a lo largo de los años e incluso se quedaron en la cabaña con sus tres hijos, los príncipes George, Charlotte y Louis, durante sus vacaciones de verano en Escocina en el año 2019.

Artículo recomendado

Los príncipes George, Charlotte y Louis: sus actividades favoritas durante el confinamiento

Los príncipes George, Charlotte y Louis: sus actividades favoritas durante el confinamiento

Eso sí, se trata de un lugar tan privado que no se han publicado fotografías de su interior ni tan siquiera de su exterior. No es de extrañar, ya que la finca de Balmoral cuenta con alrededor de 150 edificios, entre los que se incluyen el castillo de Balmoral, donde la reina Isabel II y el duque de Edimburgo pasan sus vacaciones, o Garden Cottage, que la reina Victoria solía utilizar para desayunar y escribir diarios. Incluso hay algunas casas de vacaciones que se alquilar cuando la familia real no se encuentra en el lugar.