Kate Middleton iba a vivir este año unas fiestas muy especiales. Después de que hace unas semanas el palacio de Buckingham confirmara que la reina Isabel II y el duque de Edimburgo pasarían la Navidad en el castillo de Windsor en lugar de en Sandringham, los duques de Cambridge decidieron que se irían a pasar este día a casa de los Middleton en Bucklebury (Berkshire), donde se encontrarían con los padres y la hermana de ella. Sin embargo, las nuevas restricciones derivadas de la crisis sanitaria ha provocado que la pareja haya tenido que volver a cambiar todos sus planes.

Artículo relacionado

En concreto, el gobierno británico ha decidido que tanto Berkshire como Londres pasen al nivel 4, lo que supone la prohibición de viajar y de mezclar núcleos familiares. Una decisión que ha provocado que la duquesa de Cambridge no pueda pasar la Navidad con sus padres y su hermana por primera vez desde el año 2012.

Así, los Middleton han tenido que cancelar todos sus planes, tal y como ha informado el diario Daily Mail. Un duro mazazo en especial para los progenitores de Kate Middleton, Mike y Carola, que estaban deseando vivir este día tan especial junto a sus cuatro nietos: George, Charlotte, Luis y Arthur.

Kate Middleton príncipe Guillermo

Kate Middleton y el príncipe Guillermo junto a sus hijos, George, Louis y Charlotte, en su felicitación de Navidad

GTRES

Todo a pesar de que Kate Middleton y el príncipe Guillermo ya no se encuentran en Londres. La pareja decidieron irse la semana pasada junto a sus hijos a su residencia de Anmer Hall, en Norfolk. Los duques de Cambridge pasaron allí el confinamiento y quisieron volver durante las vacaciones del colegio de los príncipes George, Charlotte y Luis. Así, la cuarentena de la capital británica ha pillado a la familia fuera del palacio de Kensington.

Eso sí, aunque ellos no se encuentren en una zona confinada, los padres de Kate Middleton sí que lo están. En concreto, Berkhire también se encuentra entre los territorios que han pasado al nivel 4 por la crisis sanitaria.

Artículo relacionado

Eso sí, aunque nos puedan juntar, seguro que la familia recurre al Zoom para poder verse. Una aplicación de la que ya echó mano Carola para decorar su árbol de Navidad. Según explicó tanto los príncipes George, Charlotte y Louis como el hijo de Pippa Middleton, Arthur Matthews, la ayudan todos los años a colocar los adornos. Sin embargo, la crisis sanitaria les ha obligado a hacerlo a través de Internet.