Contra todo pronóstico, los príncipes Guillermo y Harry han mostrado su mejor cara este jueves 1 de julio en el acto en honor a su madre, Diana de Gales, el día que hubiera cumplido 60 años. Como si nada hubiera pasado entre ellos, los hermanos han unido fuerzas en un comunicado común y han demostrado su buena sintonía (al menos públicamente). Así, han compartido risas y confidencias delante de las cámaras durante el acto familiar en el que han descubierto la estatua en honor a Lady Di.

Artículo relacionado

Sin embargo, su acercamiento no va a quedar ahí. Según ha asegurado el experto real Paul Burrel en Good Morning Britain, los príncipes Guillermo y Harry van a mantener una conversación privada después de inaugurar la estatua en honor a su madre en el palacio de Kensington. Una charla en la que también estará presente Kate Middleton quien, una vez más, va a ejercer de mediadora.

Guillermo y Harry en el homenaje a su madre Diana 02
Gtres

“Ellos van a regresar al palacio de Kensington después de la ceremonia y se reunirán con Kate Middleton en el interior”, ha comenzado a explicar Burrel antes de asegurar que la duquesa de Cambridge podría tener la clave: “Creo que ella es la pacificadora. Ella es la persona que va a volver a unir a estos chicos”.

Artículo relacionado

Desde que comenzara su distanciamiento público, Kate Middleton siempre ha intentado mediar entre los hermanos. La duquesa de Cambridge, a la que el príncipe Harry llegó a referirse en el año 2010 como “la hermana mayor que nunca tuve”, quiere que los hermanos consigan reconciliarse y está poniendo todo de su parte para que esto ocurra. Algo que también hizo durante el funeral del duque de Edimburgo el pasado viernes 9 de abril, cuando los hermanos coincidieron por primera vez y ella no los dejó solos ni un instante para conseguir recuperar la buena sintonía entre ambos. Algo que, sin lugar a dudas, volverá a intentar ahora.