Isabel II ha hablado por primera vez sobre cómo lo pasó realmente cuando tuvo el coronavirus. Muy sincera, la monarca ha aprovechado su última aparición pública, que como es habitual en los últimos meses se ha producido a través de videollamada desde el palacio de Windsor, para sincerarse.

Artículo recomendado

El plan solemne y doloroso de la reina Isabel II que deja sin aniversario a Carlos y Camilla

El plan solemne y doloroso de la reina Isabel II que deja sin aniversario a Carlos y Camilla

En concreto, la monarca asistió el pasado miércoles 6 de abril a una visita telemática al hospital Royal London en Whitechapel, donde pudo charlar con una paciente llamado Asef Hussain que, al igual que ella, también pasó el coronavirus recientemente.

“Me alegro de que estés mejorando. Esta enfermedad le deja a uno muy cansado y exhausto, ¿no es así?”, comentó Isabel II desde el palacio de Windsor después de que el enfermo le contara que había perdido a su hermano y a su padre a causa de esta enfermedad. Junto con estas palabras, que dejan claro cómo lo pasó realmente cuando tuvo el coronavirus y las secuelas que le han quedado, la monarca también se mostró contundente: “Esta pandemia es horrorosa”.

El palacio de Buckingham informó el pasado 20 de febrero que, a sus 95 años, la reina Isabel II había dado positivo en coronavirus a través de un comunicado en el que se confirmaba que presentaba “síntomas leves similares a un resfriado” que le iban a permitir continuar realizando “tareas ligeras”.

Artículo recomendado

Isabel II estrena un carro de golf de 75.000 euros a modo de silla de ruedas antes del homenaje al duque de Edimburgo

Isabel II estrena un carro de golf de 75.000 euros a modo de silla de ruedas antes del homenaje al duque de Edimburgo

Una noticia que ponía en jaque al país y tras la que la monarca se vio obligada a cancelar varias apariciones públicas, lo que hizo que los rumores sobre salud se dispararan. Aún así, desde el palacio de Buckingham no se comentó nada al respecto aludiendo a que su estado pertenece al ámbito privado de la soberana. Por lo tanto, es especialmente relevante que Isabel II haya decidido hablar de sus problemas de salud y confesar que no lo pasó tan bien como en un momento se hizo creer a la opinión pública.