Isabel II afronta la semana más especial desde hace mucho tiempo. Será entre los días 2 y 5 de junio cuando el Reino Unido celebre su Jubileo de Platino, con los que se conmemorarán sus 70 años en el trono. Unos festejos que ya han comenzado y que contarán con un extenso programa de actividades, con actos de todo tipo en los que también participarán Meghan Markle y el príncipe Harry, con quien la monarca protagonizará una de las imágenes más esperadas desde que partieron a Estados Unidos.

Artículo recomendado

Meghan Markle y el príncipe Harry disfrutan de un plan con amigos antes de acudir al Jubileo

Meghan Markle y el príncipe Harry disfrutan de un plan con amigos antes de acudir al Jubileo

Además de estas apariciones públicas, Meghan Markle y el príncipe Harry han organizado una reunión familiar en la que Isabel II por fin va a poder conocer en persona a su bisnieta Lilibet Diana, quien nació hace ahora un año y a la que no ha tenido la oportunidad de ver hasta ahora. Según ha desvelado el diario ‘Daily Mail’, este encuentro privado se va a organizar en Fromore Cottage el próximo sábado 4 de junio, coincidiendo con el primer cumpleaños de la pequeña.

Isabel II y Archie

Para acudir, la soberana incluso se perderá una de sus actividades favoritas, la carrera de caballos Derby de Epson, en donde la reemplazará la princesa Ana, lo que da una idea de lo importante que va a ser para ella poder ver a los hijos de los duques de Sussex.

Artículo recomendado

Isabel II protagoniza la imagen de la semana montada en el 'Queen Mobile', su particular 'carroza' real

Isabel II protagoniza la imagen de la semana montada en el 'Queen Mobile', su particular 'carroza' real

Un encuentro con Lilbiet y Archie que va a hacer todavía más especial si cabe el Jubileo para Isabel II. Una fiesta que, eso sí, no está dispuesta a que se la amargue nadie, por lo que ha hecho una clara advertencia a los duques de Sussex. “Nada de dramas”, ha sido lo que ha exigido la soberana a la pareja, para evitar que se produzcan tensiones con el resto de la familia real británica. Y es que, ante todo la reina quiere pasárselo bien durante estos días.