Meghan Markle y el príncipe Harry cuentan las horas para reaparecer en Reino Unido. Dos años después de que dejaran de ser miembros senior de la familia real británica, los duques de Sussex van a volver al país esta misma semana para acudir a los actos de conmemoración del Jubileo de Platino de Isabel II, que van a tener lugar entre el 2 y el 5 de junio en Londres.

Artículo recomendado

Meghan Markle rinde homenaje a las víctimas del tiroteo en un colegio en Texas

Meghan Markle rinde homenaje a las víctimas del tiroteo en un colegio en Texas

Una fiesta a la que la que Meghan Markle y el príncipe Harry van a participar, lo que va a propiciar que se produzca la esperada imagen de la pareja junto a Isabel II y los duques de Cambridge en público.

A la espera de que llegue este momento, Meghan Markle y el príncipe Harry han disfrutado al máximo de sus últimas horas en Los Ángeles. En concreto, el nieto de Isabel II participó ayer en el último partido de polo junto a su equipo, Los Padres, en Santa Barbara, antes de volar a Reino Unido para celebrar el Jubileo de Platino de Isabel II.

Meghan Harry

Meghan y Harry disfrutan de su último fin de semana en California antes de acudir al Jubileo de Platino de Isabel II

Instagram

Sin embargo, este no es el único plan al que la pareja ha hecho frente este fin de semana. Tal y como ha compartido su amiga Delfina Blaquier en su cuenta de Instagram, Meghan Markle y el príncipe Harry disfrutaron junto a otros de los miembros del equipo de polo de una barbacoa. En la imagen de Instagram, aparecen los duques de Sussex de espaldas, mientras que al fondo está su hijo Archie. Además, la exactriz lleva un vestido de más de 1.000 euros de una de las diseñadoras favoritas de Kate Middleton, Emilia Wickstead.

Artículo recomendado

Meghan Markle y el príncipe Harry ya tienen fecha para reaparecer junto a los Windsor en el Jubileo

Meghan Markle y el príncipe Harry ya tienen fecha para reaparecer junto a los Windsor en el Jubileo

Así, Meghan Markle y el príncipe Harry han pasado su último fin de semana antes de volver a Reino Unido disfrutando del polo y una barbacoa con amigos. Todo a la espera de protagonizar su esperada reaparición en Londres junto a sus dos hijos, Archie y Lilibet.