Hasta hace unas semanas,Iñaki Urdangarin cambiaba la prisión de Brieva (Ávila) por el Centro de Inserción Social Melchor Rodríguez García, ubicado en Alcalá de Henares pero en su camino por la libertad definitiva, el marido de la infanta Cristina protagonizaba un nuevo giro de los acontecimientos que daba inicio este domingo.

Oculto en la parte de detrás de un coche, Iñaki Urdangarin regresaba a Vitoria escoltado por dos de sus hermanos, tal y como ha sido su deseo, para estar más cerca de su familia en esta nueva etapa. Este cambio de ciudad tiene un precio que el exduque de Palma está dispuesto a pagar. Esta misma tarde, Iñaki Urdangarin tendrá que volver a dormir a prisión donde ocupará una celda de 13 m2. El exdeportista tendrá que dormir de lunes a jueves en la cárcel de Álava y después disfrutará de los fines de semana totalmente libres.

Artículo relacionado

Sus obligaciones no terminan ahí. Urdangarin tendrá que someterse a un programa especial para presos condenados por delitos económicos de unos 10 meses de duración, algo que tendrá que compaginar con su nuevo trabajo como consultor en un bufete de abogados en el centro de la ciudad vasca.

Iñaki Urdangarin ya en Vitoria

Iñaki Urdangarin ya en Vitoria

Gtres

Algunas informaciones aseguran que el marido de la infanta Cristina habría ingresado esta misma mañana en la prisión alavesa de Zaballa. Será a partir del próximo viernes, tras llevar a cabo sus compromisos profesionales, cuando podrá residir fuera de la cárcel durante el fin de semana, una estancia que ha fijado en la casa de su madre, una residencia ubicada en Ciudad Jardín y que cuenta con todas las comodidades: amplios jardines, cocina con terraza, cuatro cuartos de baño...