"Ya pasó otro verano. Los seis lo hemos disfrutado en Dinamarca y, desde aquí, el último día de agosto, enviamos un saludo de despedida del verano". Con estas palabras, desde la Casa Real danesa, Federico y su familia daban por finalizadas sus vacaciones estivales. Junto a ellas, un posado familiar de lo más distendido en el que se ha podido ver cómo los hijos del príncipe heredero y Mary Donaldson han pegado un estirón que no es posible pasar por alto.

Christian (14 años), Isabella (13 años), y los mellizos Vincent y Josephine (9 años) han disfrutado de un gran verano dentro de sus fronteras, un periodo que también ah estado marcado por el susto familiar tras el repentino ictus que sufría el príncipe Joaquín hace unos días durante su estancia en el Castillo de Cayx.

Junto a las palabras, cinco imágenes de lo más tiernas y familiares, un posado distendido que han ofrecido en las inmediaciones de la residencia real.

[Imágenes: Det Danske Kongehus / Franne Voigt]

1 /4
Familia Real de Dinamarca
1 / 4
Federico y Mary de Dinamarca
2 / 4
Isabella y Josephine de Dinamarca
3 / 4
Christian y Vincent de Dinamarca
4 / 4