La Familia Real de Dinamarca se sumaba este fin de semana a mostrar algunas de las imágenes de sus vacaciones de verano, tal y como ya han hecho otras Casas Reales como Holanda o Noruega. Los príncipes Federico y Mary, acompañados de sus hijos Christian (14 años), Isabella (13 años), Vincent y Josephine (9 años), han abierto el álbum familiar desde Graasten, la residencia veraniega de la familia.

Artículo relacionado

A 310 kilómetros de Copenhague, el Palacio de Grasten se construyó como una casita de caza a mediados de 1500. Tras sufrir varios incendios, pasar por manos de diferentes familias y albergar a políticos, policías, e incluso una biblioteca, en 1935 la princesa de Suecia por nacimiento -hija de Gustavo VI Adolfo y Margarita de Connaught- Ingrid se casó con el príncipe heredero Frederik (después rey Federico IX) y recibieron el palacio como regalo por su enlace.

Federico y Mary de Dinamarca

Situado al sur del país, cerca de la frontera con Alemania, Grasten no es especialmente bonito comparado con otros palacios daneses, pero el esmero con el que lo cuidó la reina fallecida lo ha convertido en un punto de visita obligada para daneses y otros visitantes del país, así como lugar de reunión veraniega para la Familia Real. La reina Margarita atesora este enclave como el mejor recuerdo de sus progenitores.

Y es allí donde el príncipe Federico y su familia han mostrado sus primeras imágenes vacacionales. En familia, como pareja y otorgando protagonismo a sus dos hijos mayores, Christian e Isabella, la Casa Real ha publicado cuatro instantáneas desde las que desean un feliz verano a los daneses pidiendo además "un poco más de sol".

Christian de Dinamarca

Sonrientes, distendidos y con looks de lo más cómodos e informales, los cuatro príncipes han posado junto a sus padres mostrando lo mucho que han crecido desde su última aparición pública. A sus 14 años -cumplirá 15 el próximo mes de octubre-, Christian forma parte del club de mini royals de la princesa Leonor, por lo que su preparación y educación están enfocadas a convertirse el día de mañana en el nuevo rey de Dinamarca.

Isabella de Dinamarca

Por su parte, la princesa Isabella también protagoniza su propia instantánea, en su caso acompañada de la mascota de la familia, con quien ha posado en otras ocasiones ya que Grace, como se llama la perrita, ya es un miembro más del clan de Federico y Mary.

Cabe recordar que los cuatro nietos de la reina Margarita comenzaron el año en un internado en Suiza en el que tenían pensado estar durante el primer trimestre. Sin embargo, la crisis sanitaria mundial les obligaba a regresar a casa junto a su madre, quien se había trasladado hasta la localidad alpina para estar más cerca de sus hijos.


[Imágenes: Det Danske Kongehus]