Cuando Harry y Meghan regresen a Reino Unido van a ver cómo el lugar en el que está ubicada su casa de Frogmore Cottage ha sufrido algunos cambios.Pese a que ya no viven en Londres los duques de Sussex decidieron cuando llevaron a cabo el ‘Megxit’ quedarse con la casa en la que han vivido durante los últimos años. Para hacerlo incluso tuvieron que pagar de su bolsillo la reforma que se había financiado en parte de forma pública. La última vez que estuvieron allí fue el pasado mes de marzo, cuando viajaron unos días a Londres para acudir a sus últimos actos oficiales como miembros de la realeza. Esta fue la última ocasión en la que vieron su casa tal y como ha estado hasta ahora, porque Isabel II ha tomado una decisión con la que va a efectuar un cambio.

Artículo relacionado

Desde Buckingham Palace llevan tiempo buscando un lugar en el que almacenar numerosos objetos y obras de arte de palacio. La residencia oficial de Isabel II lleva un tiempo en obras para mejorar algunas de las estancias, y esto ha hecho que haga falta un lugar en el que guardar pertenencias de lo más valiosas durante un tiempo. Y no puede ser cualquier sitio. Tiene que ser un almacén de gran tamaño y en el que la seguridad esté cien por cien asegurada. En un primer momento querían que fuera en una de las estancias del castillo de Windsor, pero no encontraron ninguna demasiado fiable. Así que a la reina de Inglaterra se le ha ocurrido construir un almacén justo al lado de la casa de Harry y Meghan.

Harry Meghan Isabel II

Isabel II ha decidido que sea allí donde se haga la construcción del lugar en el que va a guardar algunas de sus cosas más valiosas. Va a ser un almacén completamente blindado y de gran tamaño. Entre otros aspectos la monarca británica ha decidido ubicarlo allí porque está cerca del castillo de Windsor, lugar en el que ella lleva varios meses de aislamiento debido a la pandemia. Lo que por el momento se desconoce es qué piensan Harry y Meghan de que el lugar en el que se encuentra su propiedad vaya a sufrir este cambio.