Ahora que Harry y Meghan han dejado de formar parte de la familia real británica, están aprovechando para hacer más vida social que la que tenían cuando vivían en Frogmore Cottage. El hecho de no tener una agenda tan apretada como la que tenían en Londres y el no tener que ceñirse al protocolo como cuando eran miembros de la realeza, les está permitiendo hacer actividades que antes era impensables y reunirse con algunas personas con las que antes apenas se veían.

Artículo relacionado

La semana pasada los duques de Sussex asistieron a su primer evento privado tras retirarse de la realeza. Harry y Meghan acudieron a Miami para trabajar impartiendo una conferencia y ya que viajaron hasta allí, aprovecharon para ver a algunos de los amigos que tienen en Florida. Uno de los días compartieron cena con Jennifer López y su pareja Álex Rodríguez. Los cuatro salieron a cenar a un exclusivo restaurante de Miami. Algunos testigos de este momento aseguran que las dos parejas se llevan tan bien, que Jennifer les invitó a su casa de Miami para que sus hijos se conocieran y disfrutaran juntos. Hasta el momento se desconocía la amistad que les unía, pero no es de extrañar porque durante su etapa como actriz, Meghan se codeó con muchos artistas de Hollywood y Jennifer López está entre estas estrellas.

Harry y Meghan

JLo y Álex Rodriguez no han sido los únicos amigos a los que han visto los Sussex durante este viaje. De hecho, en lugar de alojarse en un hotel, han decidido quedarse a dormir en la casa que Serena Williams tiene allí. De esta forma Meghan se ha reencontrado con una de sus grandes amigas, con quien sí ha mantenido una relación muy estrecha y a la que ha intentado ver cada vez que ha podido durante el tiempo que ha vivido en Londres formando parte de la realeza.