Uno de los momentos más importantes de la vida del príncipe Guillermo tuvo lugar el 22 de julio de 2013. Ese día se convirtió en padre por primera vez. Kate Middleton dio a luz a George de Cambridge y la vida del matrimonio cambió para siempre. El duque de Cambridge ha hablado en un documental emitido en la BBC de cómo vivió el momento de convertirse en padre. Guillermo de Inglaterra ha hecho una dura confesión sobre el que tenía que haber sido el momento más feliz de su vida. Y sí, tuvo algo de felicidad, pero también experimentó sentimientos completamente opuestos que ha querido compartir de la forma más natural.

Artículo relacionado

Uno de los temas con los que más comprometidos están los duques de Cambridge es la salud mental. Por eso el nieto de Isabel II no ha dudado en participar en ‘El fútbol, el príncipe Guillermo y nuestra salud mental’. Durante el reportaje Guillermo de Inglaterra ha hablado con el exfutbolista Marvin Sordell y han puesto en común un tema que les une. El exjugador ha hablado de lo duro que fue perder a su padre cuando él solo era un niño, y en ese instante el hijo de Carlos de Inglaterra y Lady Dino ha dudado en recordar el trágico fallecimiento de su madre, un golpe que le marcó para siempre. En especial el día en el que se convirtió en padre.

Príncipe Guillermo

El marido de Kate Middleton ha confesado que cuando nació George sintió que tener hijos “es el momento de mayor cambio de toda tu vida”, en especial cuando has pasado “por algo traumático como que mi madre muriera cuando era joven, las emociones van y vienen a oleadas, porque es una fase muy distinta de tu vida. Y no hay nadie ahí para ayudarte, y en ocasiones es sobrecogedor”.

Guillermo Lady Di

Tanto supuso para él convertirse en padre y recordar a su madre que no ha dudado en confesar que incluso sintió miedo. “La llegada de un hijo es uno de los momentos de la vida que da más miedo”. Un miedo que él logra superar día tras día junto a Kate Middleton. “Kate y yo nos damos apoyo mutuo y pasamos juntos por esos momentos, evolucionamos y aprendemos juntos”, son las palabras que ha tenido para contar que sin su mujer, todo sería muy distinto.