Por mucho que pertenezcan a la realeza, el príncipe Guillermo y Kate Middelton ante todo son padres. En muchas de sus apariciones a los duques de Cambridge les resulta inevitable hablar de sus hijos y en más de una ocasión han priorizado el estar junto a ellos, incluso ante algunos compromisos profesionales. Varias de las veces que han hecho mención a George, Charlotte y Louis han contado cuestiones de cómo es su día a día. Y como en cualquier familia con hijos pequeños, no todo es de color rosa. Así lo ha asegurado el nieto de Isabel II, que en una videollamada ha desvelado cuál es uno de los momentos más complicados del día en su faceta como padre.

Artículo relacionado

Guillermo de Inglaterra tenía que acudir esta semana a una visita a Escocia, pero debido a la crisis del coronavirus no ha podido ir. Pero no ha querido olvidar este viaje que tenía previsto y desde su casa de Norfolk ha atendido algunas llamadas con organizaciones benéficas que hubiera visitado físicamente en caso de haber podido viajar.

🚚 Taking a look inside the @Peek_Project food truck... • The Duke of Cambridge joined CEO Michaela and Community Chef Charlie to talk about the importance of delivering healthy and nutritious food to the families they support in Glasgow during lockdown. • Funds from the @National_Emergencies_Trust_ Coronavirus Appeal, through the partnership with Foundation Scotland, have enabled PEEK to respond to demand for hygiene and wellbeing packs, such as sanitary products and soap which are being provided alongside the food deliveries. • Visit the Royal Family YouTube page to see more as The Duke, Patron of the National Emergencies Trust, spoke with two Scottish beneficiaries from the #NETCoronavirusAppeal.

Una publicación compartida de Duke and Duchess of Cambridge (@kensingtonroyal) el

Ha sido en una de esas conversaciones cuando ha confesado que la hora de cenar es uno de los momentos más conflictivos en la familia. Dependiendo de lo que haya cada día para cenar… ¡El conflicto con los pequeños es inevitable!

Príncipe Guillermo, George, Charlotte y Louis

En una de las conversaciones ha hablado con uno de los chefs de las organizaciones. El cocinero le ha preguntado por cómo lleva el tema de las comidas con George, Charlotte y Louis. Algo a lo que él ha contestado con total sinceridad que “depende de lo que los padres pongan en la mesa. Si los padres ponen algo que a los niños les encanta, entonces la hora de la cena va muy bien. Pero si pones de comer algo que no quieren, entonces el juego se acaba”. Si a esto unimos la situación de confinamiento, todo se complica un poco más por el cansancio de los pequeños.

Kate, Guillermo, George y Charlotte

A estos problemas con las cenas hay que añadir lo que Kate Middleton ya contó hace unos días sobre las tareas escolares. Uno de los mayores conflictos sobre los deberes que los profesores mandan a George y Charlotte es que al mayor le parecen más divertidas las tareas de su hermana que las de él. Algo con lo que los duques de Cambridge, que se están encargando de apoyar a sus hijos durante las clases virtuales, también tienen que lidiar.