La reina Sofía ha cogido un avión para viajar a Mallorca y hacer una visita a una persona muy allegada a ella, su cuñada la infanta Pilar. La hermana del rey Juan Carlos estuvo ingresada hace unos días y doña Sofía no ha dudado en poner rumbo a la isla para ver qué tal se encuentra.

Artículo relacionado

Tal y como cuenta el portal Última Hora la reina emérita ha acudido a almorzar a la casa que la infanta Pilar tiene en Mallorca. Doña Sofía ha ido a comer acompañada por su hermana Irene. Dentro de la casa le esperaban su cuñada y algunas amigas.

Esto demuestra la buena relación que existe entre doña Sofía y su cuñada. Si algo caracteriza a la madre de Felipe VI es que siempre intenta mantener la unión familiar. Algo que hace habitualmente doña Sofía es cuidar su relación con las personas más cercanas y que mejor le comprenden.

Y ese es el caso de la hermana de su marido. Incluso cuando ha habido rumores de distanciamiento entre los reyes eméritos, la reina y su cuñada siempre han permanecido muy unidas y la emérita siempre se ha sentido comprendida.

La reina ha querido tener un detalle con la infanta Pilar y a este encuentro informal le ha llevado regalos. De esta forma intenta animarla mientras la hermana de don Juan Carlos tiene que permanecer en Mallorca sin poder poner rumbo a Madrid.

Tras algo más de dos horas en el interior de la casa doña Sofía y su hermana Irene han abandonado el lugar para regresar a Madrid. Un encuentro breve que seguro que la infanta Pilar ha agradecido mucho.