Si hace unos días la princesa Mary confesaba lo plácida y relajada que era su nueva vida en Suiza, donde se ha mudado hasta que sus cuatro hijos terminen el trimestre interno en la Escuela Internacional Lemania, precisamente ahora su familia se ha topado con un pequeño percance. En su ir y venir para visitar a su mujer y sus niños, el príncipe Federico ha sufrido un accidente deportivo.

Artículo relacionado

Lejos ya de la polémica que suscitó el descubrimiento de la casa en propiedad que poseen los príncipes en Suiza desde hace más de diez años, y que no había sido declarada ante los ciudadanos daneses, el hijo de la reina Margarita vuelve a ser noticia, y esta vez por cuestiones de salud.

Príncipes de Dinamarca
Gtres

Tal y como se ha informado desde la Casa Real, el royal sufría la semana pasada un accidente de esquí en una de las visitas que ha realizado a su familia durante este periodo lejos de su residencia habitual. Tras el percance, Federico fue trasladado hasta un hospital de Copenhague, donde se le realizó una pequeña intervención en el hombro. La operación fue un éxito que no supuso complicación alguna, tal y como se notifica en la propia web de la Familia Real.

No es la primera vez que el esposo de Mary de Dinamarca se somete a una operación de este tipo. También esquiando se rompía hace un año el ligamento cruzado y, la temporada anterior, tuvo que ser intervenido por una hernia discal. En 2016, se fracturó una vértebra cervical cuando saltaba desde un trampolín, además de una rotura de peroné que sufrió en 2009, se rompía mientras montaba en trineo con sus hijos mayores, Christian e Isabella, por lo que también tuvo que pasar por la mesa de operaciones.

Casa Real de Dinamarca
Gtres

A pesar de que se le ha aconsejado el máximo reposo posible, el príncipe no descuidará su agenda en ningún momento. Cabe recordar que, mientras su mujer permanece prácticamente alejada al cien por cien de los compromisos oficiales de la Corona, él debe abarcar los actos y las citas acordados, a pesar de que esto le suponga un esfuerzo extra en su día a día.

El ir y venir de los príncipes hasta Suiza con motivo del periodo interno que están realizando sus hijos no ha sido visto con buenos ojos por los ciudadanos daneses, por lo que cogerse una baja por una lesión que ha sufrido en su tiempo libre no hubiera sido una buena idea. Será este mismo jueves cuando Federico asista a un compromiso social, y la próxima semana cuando comience un breve periodo como regente al encontrarse su madre, la reina Margarita, fuera del país.