No están siendo tiempos fáciles para la corte de Dubái. La huída y los posteriores capítulos de la historia de Haya de Jordania tiene al país en el punto de mira, y el suceso no es para menos. La princesa, que se marchó de su casa acompañada de sus dos hijos y portando un maletín con alrededor de 35 millones de euros, ha solicitado asilo político y ha comenzado los trámites de divorcio de su esposo el Mohammed bin Rashid.

Artículo relacionado

Están siendo semanas complicadas para el emir de Dubái, ahora más que ha salido a la luz un supuesto romance de la que aún es su mujer con uno de sus guardaespaldas de confianza. Sin embargo, la vida sigue, y Mohammed la celebró ayer al cumplir 70 años. Para celebrarlo, el jeque reunió a toda su familia (tiene 23 hijos) en uno de sus palacios y organizó una gran fiesta con todos ellos. Muestra de las celebraciones están en las redes sociales de uno de sus hijos el príncipe Fazza, quien no ha dudado en subir algunos momentos en vídeo en su cuenta de Instagram con el hashtag #family.

En su cuenta, con más de 8,3 millones de seguidores, el hijo de Mohammed suele compartir su vida en familia mostrando diferentes momentos con su padre y hermanos. Además, el joven príncipe muestra sus pasiones y aficiones, como los caballos y los animales en general, las modernas construcciones de Dubái y sus entrenamientos con halcones.

Sin duda, estas muestras en redes sociales son de gran apoyo para el multimillonario jeque, que se ve rodeado de sus hijos en un momento tan complicado como el que está viviendo con la que aún es su mujer. Por otra parte, su primera mujer, Sheika Hind bint Maktoum bin Juma al-Maktoum, madre de Fazza, no suele hacer apariciones públicas al lado de su marido.

El príncipe Fazza se convirtió en heredero al trono después de que su hermano mayor, Rashid bin Mohammed bin Rashid al Maktoum, con quien guardaba un extraordinario parecido, falleciera en septiembre de 2015 de un ataque al corazón, algo que muchos vieron consecuencia de una sobredosis.