Están siendo semanas realmente complicadas para la Familia Real británica. Han pasado muchas cosas dolorosas e inesperadas, que mantienen con el alma en un puño a los británicos. Una preocupación que se extiende a todo el planeta pero que en Reino Unido se vive de una manera especialmente intensa. Los británicos valoran muchísimo a su monarquía, hay un verdadero fervor por sus miembros y su popularidad es enorme.

El propio rey Carlos ha visto cómo su notoriedad se ha multiplicado desde que se convirtió en monarca y la forma en la que los ingleses despidieron a Isabel II, una nación en luto, dio la vuelta al mundo. Todo lo que está pasando estas últimas semanas ha conmocionado a todo el país. De la salud delicada del rey Carlos III, que ha sido diagnosticado de cáncer, a la misteriosa operación de la Princesa de Gales Kate Middleton o la visita relámpago (y el motivo) de Harry.

¿Cómo están viviendo los británicos todo esto que está pasando? Las noticias desde Buckingham son escasas y las especulaciones muchísimas, la prensa no deja de generar titulares y todo lo que está pasando ocupa horas y horas de televisión. Pero, ¿qué está ocurriendo en la calle? ¿Qué hablan los británicos sobre lo que está pasando en su Familia Real y cómo ven su futuro?

Lecturas.com ha podido hablar con una familia de Broadstairs, un pueblo costero a 130 kilómetros de Londres, y han querido analizar las grandes cuestiones que afectan directamente a su Corona. Angelique y Simon son un matrimonio joven trabajador, padres de dos hijos de 14 y 10 años, y nos han dado su más sincera opinión sobre todo lo que está pasando. Al final, sus palabras darían voz al sentir del pueblo británico en días tan complicados, la gente de la calle que habla y opina y que está lejos de la prensa especializada o los expertos en Casa Real.

Artículo recomendado

De la felicidad de Harry al bajón de Guillermo: una experta en comunicación no verbal destapa la verdad de los hijos de Carlos III

Harry y Guillermo

El cáncer del monarca Carlos III : reina la tranquilidad

Entre los británicos reina la tranquilidad y la confianza en cuanto a la enfermedad de su monarca. Prefieren no anticiparse. "No creemos que vaya a abdicar a no ser que sea muy muy necesario", han comentado a Lecturas.com. Al final, entienden que Carlos III es un señor de 75 años. "El cáncer es algo que desgraciadamente está a la orden del día y muchas personas lo sufren", han añadido. La esperanza del pueblo británico es que también se supera y que el monarca ha sido diagnosticado y está ya en tratamiento para recuperarse.

Carlos III y Camilla

Los reyes Carlos III y Camilla en su última aparición tras el anuncio del cáncer del monarca.

GTRES

El duro mote con el que definen al príncipe Harry

"Disgusting" o lo que es lo mismo "desagradable". Y hablan desde la rabia. Así define esta familia británica todo lo que están viviendo con el príncipe Harry. El hijo pequeño del rey Carlos vive en Estados Unidos junto a su esposa Meghan Markle tras "dar un paso atrás como miembros de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes". En este tiempo han hecho entrevistas en las que han destapado su malestar y sus motivos para tomar esta decisión. Palabras muy polémicas que los británicos le reprochan.

"No me parece que tenga una actitud buena, si tú quieres vivir con tu mujer, viajar y tener una vida con la mujer que amas hazlo, pero deja de hablar y decir cosas.La actitud que está teniendo es horrible", nos cuenta esta familia. Por supuesto, respetan que él quiera tener su vida con su pareja pero le reprochan que hable de su familia y destapen todas sus intimidades. No mencionan a Meghan.

Artículo recomendado

La promesa que se ha hecho Kate Middleton para su regreso después de meses refugiada lejos de todo

Kate Middleton

Profundo respeto a su Princesa de Gales, Kate Middleton

Kate Middleton está en plena recuperación tras someterse a una cirugía abdominal y sufrir serios problemas en el postoperatorio. El silencio sobre el estado de la Princesa ha sido total y esto ha llevado a muchas especulaciones. Los británicos aceptan la privacidad de su Princesa de Gales y entienden la situación perfectamente. "No nos importa mucho su silencio y tampoco tienen que compartirlo todo con el mundo", mantienen dejando claro que "a los británicos no nos suele importar mucho que no se cuenten estos detalles".