No hay duda de que el circo es uno de los escenarios donde Estefanía de Mónaco está más cómoda y es que, desde bien pequeña, el espectáculo ha sido una de sus grandes pasiones. Por ello, la inauguración anual del circo del Principado es uno de los eventos más importantes de su agenda, una tradición familiar que los Grimaldi no se pierden.

Artículo relacionado

Mientras que en el Baile de la Rosa es Carolina de Mónaco la protagonista y aprovecha para desplegar todo su estilo e invitar a sus diseñadores de cabecera, el circo es territorio de Estefanía. Allí ella y sus hijos acaparan todos los flashes a pesar de que también suele acompañarles siempre el príncipe Alberto.

Mónaco en el circo
Gtres

Un año más, la noche del miércoles Estefanía y su hija Pauline Ducruet se convirtieron en protagonistas. Madre e hija escogieron dos estilismos con los que deslumbraron y, en el caso de la princesa, con el que sorprendía por haber aparecido más recatada que nunca. La hermana de Carolina es conocida por tener un estilo muy peculiar, por lo que suele sorprender en sus apariciones públicas con looks poco convencionales.

Con un elegante conjunto rojo compuesto por pantalón y cuerpo asimétrico en el mismo tono que dejaba uno de sus hombros al descubierto, la princesa llegaba a la cita. Sobre ello, un discreto abrigo negro por la rodilla y un bolso con el que hacía un pequeño guiño al evento con pequeños motivos circenses. Remató el conjunto con un cinturón negro de hebilla cuadrada y lució su corta melena peinada al natural.

Mónaco en el circo
Gtres

Por su parte, Pauline optó por un favorecedor vestido en blanco y negro con un pronunciado escote en "V", confeccionado en gasa, con manga abullonada y falda plisada. La joven mantuvo la sobriedad del conjunto con unos zapatos de salón negros y un clutch a juego. El toque original lo ponían unos grandes pendientes dorados que su peinado con raya al lado dejaban al descubierto.

Junto a ellas asistieron el príncipe Alberto y Louis Ducruet con su esposa Marie Chevallier que, en esta ocasión, estuvieron en segundo plano dejando todo el protagonismo a Estefanía y su hija.