El Día Nacional de Mónaco siempre deja instantáneas para el recuerdo y, cada año más, los pequeños del clan Grimaldi se convierten en protagonistas con sus anécdotas y travesuras.

Artículo relacionado

Cierto es que las fotos de la familia en el balcón de Palacio siempre son las más buscadas. Todos los miembros asistentes posan juntos durante unos minutos, saludan a los ciudadanos monegascos y aprovechan para ver desde las alturas los desfiles, así como escuchar a la orquesta encargada de amenizar en día grande del Principado.

Día de Mónaco
Cordon Press

Pero el día no acababa ahí. Después del tradicional posado ha habido un bonito retrato oficial de familia para marcar la ocasión que quedará para el recuerdo, difundido por Palacio en su cuenta de Facebook.

En torno a Alberto, Charlene y sus mellizos Jacques y Gabriella, el resto de integrantes se ha colocado para inmortalizar el momento. De nuevo, se notó la ausencia de Carlota Casiraghi, su marido, Dimitri Rassam, y sus hijos, Raphaël y Balthazar, así como la de Pauline Ducruet y Camille Gottlieb, representantes de la nueva elegancia de Mónaco.

Tampoco se unieron a la foto los tres nietos menores de la princesa Carolina (Maximilian Rainier, el pequeño de Andrea y Tatiana, y Stefano y Francesco, los dos hijos de Pierre y Beatrice), que sin embargo sí estuvieron en el posado del balcón durante la mañana.

Mónaco
© Palais Princier

En la fotografía, realizada por Eric Mathon, los príncipes Alberto y Charlene aparecen sentados en un sofá de época en la histórica Sala de la Guardia del Palacio del Príncipe, junto a sus mellizos, la princesa Gabriella y el príncipe Jacques.

Detrás están sus hermanas, las princesas Carolina y Estefanía, que coincidieron de negro con un long black dress y un traje de chaqueta respectivamente. A ambos lados, posan sus hijos: la princesa Alejandra de Hannover y Andrea y Tatiana Casiraghi con sus hijos mayores, Sasha e India, a la izquierda del observador, y Louis y Marie Ducruet y Pierre y Beatrice Casiraghi, a la derecha. Marie Chevallier fue la debutante en esta cita tan importante para Mónaco.