Que el deporte es una de las grandes aficiones de Alberto de Mónaco lo sabemos de sobra. Tanto en el Principado como lejos de él, el soberano suele acudir a diversas competiciones de fútbol, rugby, Fórmula 1, atletismo o vela, entre otras, y las compañías que escoge para asistir a estos eventos son tan variadas como dispares.

Artículo relacionado

Fueron sus hijos Jacques y Gabriella sus acompañantes más simpáticos cuando presenciaron uno de los encuentros más importantes de la Copa Mundial de rugby, en el que Sudáfrica resultó vencedora en su encuentro contra Gales consiguiendo así un puesto en la final. Los mellizos de Alberto y Charlene acudieron al International Stadium Yokohama para animar desde las gradas a su equipo favorito con banderines con la bandera africana.

Jacques y Gabriella de Mónaco
Instagram hshprincesscharlene

Recientemente también hemos podido ver al hermano de Carolina de Mónaco junto al príncipe Harry, al que mostró su apoyo con respecto a la presión mediática que están viviendo los duques de Sussex en la final de la Copa del Mundo de rugby en Japón. "Entiendo completamente sus razones", aseguraba el soberano a la vez que le expresaba todo su "apoyo y solidaridad".

Y este fin de semana Alberto ha encontrado otro compañero de entretenimiento. Se trata de Louis Ducruet, hijo de su hermana Estefanía, con quien ha asistido a un partido de fútbol de la Liga de Mónaco en el Stade Louis de Monaco este sábado.

Alberto de Mónaco y Louis Ducruet
Gtres

Allí, tío y sobrino han disfrutado de una jornada muy emotiva rodeados de otros asistentes con los que han compartido palco presidencial. Ambos royals se han mostrado muy cómplices y cercanos, señal de que se están limando asperezas dentro de la Casa Real monegasca.

Desde su reciente boda, celebrada el pasado mes de julio, la presencia de Louis es cada vez más significativa dentro de los actos del Principado. Además de acompañar a su esposa Marie Chevallier en su debut en el Día Nacional de Mónaco, el joven royal acudió junto a sus tíos Charlene y Alberto, y a su hermana Camille Gottlieb a la tradicional ceremonia del árbol que da por inaugurada la Navidad en casa de los Grimaldi.