El pasado mes de mayo la Casa Real de Bélgica anunciaba el nuevo rumbo que la princesa Elisabeth tomaría una vez terminara su etapa escolar. A sus 18 años -cumplirá 19 el próximo 25 de octubre-, la hija mayor de los reyes Felipe y Matilde comienza su formación militar para recibir una educación clave en su preparación como futura Jefa de Estado.

Artículo relacionado

Lo hacía ayer, 31 de agosto, ingresando en la Royal Military School. La también duquesa de Brabante estudiará Ciencias y diversas disciplinas militares durante el primer año de ingreso, una inscripción que era recibida con mucha ilusión por la propia academia.

Felipe y Elisabeth de Bélgica
Gtres

La joven, que encabeza la lista de las futuras reinas de Europa, un club al que también pertenecen Amalia de Holanda, Ingrid de Noruega y Leonor de España, se convierte así en un ejemplo a seguir para todas ellas. Elisabeth será la primera mujer de la Familia Real belga en formarse en esta disciplina, en el marco de la promoción número 160, curiosamente dirigida por una mujer, la general Lutgardis Claes.

De esta manera, la joven sigue la estela de su padre, el rey Felipe, continuando con una tradición que hasta el momento estaba solo reservada a los hombres de la realeza de este país. A lo largo de este curso, Elisabeth adquirirá habilidades comunicativas, nociones de relaciones internacionales, geopolítica, liderazgo y trabajo en equipo, así como herramientas de gestión.

Felipe y Elisabeth de Bélgica
Gtres

Pero para comenzar la hija mayor de Matilde de Bélgica deberá realizar unos entrenamientos en el campamento militar de Elsenborn, Bélgica. Allí realizará la fase de iniciación militar que siguen todos los oficiales cadetes y tiene un mes de duración.

Tras pasar esta toma de contacto, la joven recibirá la boina azul del centro y participará en la solemne inauguración del curso académico, con un desfile en Bruselas, siempre en calidad de cadete en prácticas.