Más alejada que nunca de los focos mediáticos y centrada en su vida familiar, Carlota Casiraghi cumple años este lunes 2 de agosto. La segunda de los tres hijos en común de la princesa Carolina de Mónaco y Stéfano Casiraghi soplará 34 velas acompañada de la bonita familia que, finalmente, ha conseguido crear.

Artículo relacionado

Junto a Dimitri Rassam, con quien contrajo matrimonio hace poco más de un año en la abadía de Sainte-Marie de Pierredon, Carlota cuida de sus tres hijos: Raphaël Elmaleh -nacido a finales de 2013 durante su relación con el actor Gad Elmaleh; Balthazar Rassam, que llegó al mundo en octubre de 2018, meses antes de dar el "sí, quiero" a su actual marido y padre del niño; y Darya (2011), fruto de una relación anterior de Dimitri.

Carlota Dimitri Monaco

La sobrina del príncipe Alberto ha dado un cambio radical a su vida, huyendo de las citas públicas y eventos oficiales, y resguardándose en un entorno tranquilo y familiar. Únicamente la filosofía hacen que Carlota vuelva a enfrentarse a las cámaras por unas horas, una situación a la que ha estado más que acostumbrada durante toda su vida.

Aclamada como la "princesa" rebelde más bella de su generación, la hija de Carolina de Mónaco siempre ha sido atrevida y transgresora a la hora de optar por sus estilismos. De su madre ha heredado, la elegancia, el buen gusto y la manera en que hace suyas las tendencias de cada temporada; de su tía, la princesa Estefanía, el toque de rebeldía y atrevimiento a la hora de optar por looks más llamativos.

Carlota Casiraghi
Gtres

A pesar de sus escasas apariciones, Carlota se ha mantenido en la cúspide de la elegancia, convertida en todo un icono de estilo que ni Kate Middleton ni Meghan Markle han logrado superar, tal como fue en su día su abuela Grace Kelly. Ataviada con looks más cómodos e informales, estamos deseando poder verla de nuevo en una gran cita con Mónaco, para revivir aquellos estilismos de reconocidas firmas que ha lucido siempre acompañados de su inigualable belleza.

Se espera que, tal y como hace cada verano, Carlota y su familia se embarquen durante unos días en el Pacha III para navegar las aguas del Mediterráneo. Durante sus vacaciones, se juntarán con otros Grimaldi como sus hermanos Pierre y Andrea (acompañados de sus respectivas mujeres e hijos), así como con su madre y su hermana Alexandra de Hannover.