Camilla Parker Bowles no suele llamar la atención por sus estilismos. Todo lo contrario. La duquesa de Cornualles suele pasar desapercibida en este sentido ya que no suele optar por atuendos que cuenten con detalles originales o que resulten de lo más elegantes. Pero esta vez ha sido diferente. La mujer de Carlos de Inglaterra se ha convertido en la protagonista de uno de los últimos actos a los que ha acudido por la ropa que ha llevado. Camilla ha apostado por una de las tendencias de la temporada y lo ha hecho de una forma muy original.

Artículo relacionado

La nuera de Isabel II ha elegido para la ocasión uno de sus conjuntos favoritos, un traje de chaqueta y falda. Si algo ha destacado ha sido el tejido y estampado por el que se ha decantado, el tartán. El de cuadros se trata de uno de los estampados tendencia de la temporada y ella no ha dudado de darle todo el protagonismo a lo largo de todo su outfit. Lo ha hecho con unos colores con los que ha sorprendido, el verde y el morado.

camilla

Si con el traje ha arriesgado, con los complementos no ha sido menos. El más llamativo un fular en tonos morados y fucsias que aunque ha resultado un poco complicado de combinar, a ella no le ha importado. Con unos broches en la chaqueta le ha dado un toque más original si cabe a su total look. Y como joyas ha llevado su favorita, unos pendientes de perlas que casi nunca faltan en sus apariciones. Poco a poco parece que algo está cambiando en el armario de Camilla. Esta semana ha vestido de rojo, de morado, con detalles rosas, ha lucido estampados originales… Claras muestras de que cada vez arriesga más y está al tanto de las tendencias de la industria de la moda.