Era de esperar que el discurso de Año Nuevo que tradicionalmente pronuncia el rey Harald de Noruega tuviera un claro protagonista: Ari Behn. La muerte repentina el mismo día de Navidad del que fue marido de la princesa Marta Luisa ha supuesto un durísimo revés para la Casa Real y, sin lugar a dudas, ha marcado las que podrían definirse como una de las Navidades más dolorosas para la familia.

Artículo relacionado

Este mismo martes día 3 de enero tendrá lugar en la Catedral de Oslo el funeral de despedida del popular escritor. El escritor y artista se quitó la vida el pasado día de Navidad a la edad de 47 años dejando tres hijas adolescentes. Todo el país ha mostrado sus condolencias y la Familia Real no tardó en enviar un comunicado lamentando su pérdida. Ahora, el rey Harald ha querido volver a recordar la figura de Ari en su discurso de Año Nuevo.

Harald de Noruega y Ari Behn
Gtres

"Varios de nosotros empezamos el Año Nuevo con tristeza en nuestros corazones, pero la esperanza nos pertenece a todos. Mi deseo esta noche es que la esperanza nos inunde a todos", reconocía el monarca recordando al padre de tres de sus nietas y cómo la compasión de las personas y las velas encendidas han dado calidez a un momento difícil. "Estamos fuertemente afectados por la muerte de Ari Behn (…) Hay consuelo en todos los buenos recuerdos y bellas palabras que se han dicho sobre el padre de tres de nuestros queridos nietos. A veces, la vida es demasiado corta. Para algunos se oscurece tanto que nada ayuda. Ni siquiera el amor de sus seres queridos. Algunos no ven otra manera de afrontar la vida. Los que quedan deben vivir. Más aún sin la persona que amaban", proseguía Harald de Noruega.

"Sabemos muy poco sobre lo que está por venir. La incertidumbre nos hace a todos vulnerables. Lo mejor que podemos hacer es estar unos con otros, vernos, recordar decirnos buenas palabras. Mis pensamientos esta noche están especialmente con todos aquellos que salen del año viejo con un triste vacío porque falta alguien con quien estaban felices", finalizaba el marido de la reina Sonia sobre Ari Behn y sobre el problema de los suicidios.

Las palabras del soberano noruego se suman a las infinitas condolencias de personajes como la primera ministra Erna Solberg, quien decidió cambiar su discurso tras conocer la muerte del exmarido de la princesa Marta Luisa. "La salud mental y el suicidio han sido durante mucho tiempo un tema importante para la primera ministro (…) Tras el fallecimiento de Ari Behn, es deseable hacer algunos ajustes en esa parte del discurso", aseguraba. Desde Suecia, los príncipes Victoria y Daniel también mostraron su dolor públicamente a través de un comunicado. Un adiós al que otros miembros de las Casas Reales europeas se han sumado de manera más discreta y privada.