Ha sido la noticia más trágica de las últimas semanas para las Casas Reales europeas, sobre todo en la de Noruega, que vivió uno de los días de Navidad más difíciles y tristes desde hace años. Ari Behn, quien fue marido de la princesa Marta Luisa durante 14 años, se quitaba la vida el día 25, así rezaba un comunicado firmado por el que era su mano derecha, Geir Hakonsund: "Con mucha tristeza en nuestros corazones, nosotros, los más cercanos a Ari Behn, anunciamos que se ha quitado la vida. Pedimos respeto para nuestra privacidad en los días venideros". Tenía solo 47 años.

Artículo relacionado

El triste suceso ocurría el mismo día en que la hija mayor de los reyes Harald y Sonia presentaba en sociedad a su nueva pareja, el chamán californiano Durek Verret. La pareja fue fotografiada cuando asistían a la misa de Navidad junto a toda la familia en el que parecía que iba a ser un día para el recuerdo por la supuesta reunión que protagonizarían, además de con las hijas de la princesa, con su exmarido Ari Behn.

Ari Behn
Gtres

Sin embargo, el excéntrico escritor tenía unos planes muy diferentes a los que había confesado hacía solo unos días. "Estoy deseando que llegue la Navidad", declaraba Ari Behn en el medio noruego Her og Na, mientras confirmaba que lo celebraría con su ex y sus tres hijas para añadir que "es muy posible que él (Durek Verrett) lo celebre con nosotros", aseguraba.

Reconocido en todo el país, el último adiós de Ari Behn será un evento muy especial. Tendrá lugar el próximo 3 de enero a la una del mediodía en la Catedral de Oslo, un enclave sin restricciones de espacio para que todo aquel que quiera ir a despedirlo pueda hacerlo sin problema. Sin embargo, debido a que el artista estaba desligado de la Familia Real noruega, no tendrá honores de Estado porque el Gobierno noruego considera que no corresponden en un caso como este: el de un escritor que en realidad lo que quería era ser uno más.

Marta Luisa de Noruega y Ari Behn
Gtres

La ceremonia estará abierta al público y será oficiada por el obispo de la ciudad. Además, asistirá un representante del Gobierno y sus familiares más cercanos, entre ellos su exmujer -probablemente acompañada de otros miembros de la familia real- y sus hijas, Maud Angelica de 16 años, Leah Isadora de 14, y Emma Tallulah de 11.

Fue la enfermedad del escritor lo que más problemas y polémicas le trajo a su vida. Una depresión crónica de la que derivaba uno de sus grandes miedos: el no poder criar a sus hijas y cuidar de la que fue su mujer como él creía que debía. Sin embargo, sí había decidido pasar las navidades con ellas, Marta Luisa y su pareja, con quien había entablado una cierta amistad –"hermano", le llamaba el chamán en una reciente publicación de Instagram-.