Cada 8 de junio se celebra el World Oceans Day, un día dedicado a la concienciación necesaria ante el cuidado de los océanos, medio imprescindible para la vida en nuestro planeta. En Mónaco el príncipe Alberto no ha querido pasar por alto esta fecha señalada en su calendario acudiendo a una cita con unos acompañantes muy especiales.

Artículo relacionado

Rodeado de niños y portando, al igual que ellos, un cartel con un mensaje muy claro, el esposo de la princesa Charlene ha presenciado la instalación de una placa en el Área Marina Educativa del solarium del malecón Rainier III del Principado.

Alberto de Mónaco
Gtres

"The sea begins here", rezan las palabras que los asistentes han portado y que replican las de la nueva instalación. "El mar comienza aquí". Una reivindicación a la concienciación que los ciudadanos monegascos -y del resto del mundo- deben tener a la hora de cuidar y respetar mares y océanos.

Con sus mensajes bien visibles, y sin olvidarse de las mascarillas obligatorias en el Principado, Alberto II ha posado junto a los niños, demostrando una vez más su implicación con las causas que envuelven el cuidado del planeta y del medioambiente.

Alberto de Mónaco
Gtres

Cabe recordar que el monegasco es presidente de Because The Ocean, una organización que ha presentado un informe sobre la capacidad de los océanos para frenar el calentamiento global, además de uno de los royals europeos más comprometidos con estas cuestiones. Por este motivo, no falla a ninguna de las citas mundiales que se celebran a propósito de este tipo de temas, como hizo en la pasada Cumbre del Clima de Madrid, celebrada en diciembre de 2019.

Siguiendo sus pasos no veremos a Charlene, pero sí a un miembro de su familia que también está muy implicado en las causas solidarias con el medioambiente. Se trata de su sobrino Pierre Casiraghi. El tercer hijo de la princesa Carolina de Mónaco cruzó hace unos meses el océano acompañando a la activista medioambiental Greta Thunberg, una hazaña que ocupó cientos de titulares. Además, en marzo de 2019 el joven royal participaba en Malizia My Ocean Challenge, una acción que tiene como objetivo promover la protección de los océanos en el Museo de Mónaco.